La ciencia ha eliminado las distancias. (Cien años de soledad, 1967).

Gabriel García Márquez (1927-2014), escritor colombiano

domingo, 21 de julio de 2013

Nebulosa de la Mariposa


Que las estrellas mueren de forma explosiva es algo que sabemos desde hace tiempo. Y tenemos evidencias, como la que nos proporciona la imagen que les muestro.

Tomada por el telescopio espacial Hubble, pertenece a una estrella que explotó hace unos dos mil (2000) años, en la Constelación de Escorpio dando lugar a la espectacular nebulosa planetaria conocida como NGC6302 o Nebulosa de la Mariposa.
La muerte de una estrella que alguna vez tuvo casi cinco veces la masa del Sol. Ése es el origen de lo que ahora vemos como una mariposa gigantesca y violenta. En realidad una de las nebulosas más densas y violentas de las muchas que pueblan la Vía Láctea.

Situada a una distancia de unos cuatro mil (4000) años-luz, sus “alas” tienen un tamaño próximo a un (1) año-luz y están constituidas por violentas eyecciones de gas que, a una temperatura de unos veinte mil grados Celsius (20 000 ºC), se desplazan por el espacio a razón de unos novecientos cincuenta millones de kilómetros a la hora (950 000 000 km/h).

Para que se haga una idea, tardaría tan solo unos veinticuatro minutos (24 min) el viajar de la Tierra a la Luna.

Unas cifras astronómicas e inimaginables para el hombre.






No hay comentarios :