Equipado con sus cinco sentidos, el Hombre explora
el Universo que lo rodea y a sus aventuras las llama Ciencia.

Edwin Hubble, astrónomo estadounidense (1889-1953)

domingo, 11 de septiembre de 2011

Mosquitos veraniegos: credulidades y realidad


Durante muchos años mi familia pasó los veranos en Huelva (España). Lo hicimos en una casa que mis padres tenían en la urbanización Ciparsa, de la “sevillana” playa de Mazagón.

Una parcela enclavada en pleno pinar de las Dunas del Odiel, de modo que sé muy bien de lo que les voy a hablar, que no es otra cosa que de mosquitos.

Y es que de mosquitos veraniegos, y sus picaduras, me lo sé todo. O casi.

Así que mosquiteril viene la entrada de hoy. Voy a compartir con ustedes algunos de mis conocimientos, tanto teóricos como empíricos, sobre estos insectos.
¿Qué es un mosquito?
Y lo primero que les quiero contar es que, mosquito, es un término genérico con el que se designa a varias familias de insectos, del orden de los dípteros y, en particular, del suborden de los nematóceros.

Aunque de forma más concreta se refiere expresamente a los componentes de la familia de los culícidos. Así que este tema septembrino va de culícidos.
Y una vez dicho esto, pasamos a resolver algunas dudas alrededor de sus vidas y andanzas (mejor dicho, ataques aéreos nocturnos) y, por supuesto, sobre la forma de combatirlos.

¿Qué hay de verdad y cuánto de mentira acerca de estos pequeños seres? ¿Cuáles son sus mitos y realidades?

Pues como suele ocurrir en esta vida, de todo hay en la viña del Señor. Y algunos de esos tópicos son ciertos, pero otros son falsos. Les traigo algo más de una manita de ellos.


2 comentarios :

ClaudiaSanz dijo...

Por lo que he oído creo que sí.

un sevillano dijo...

Yo también veraneo en Mazagón, pero no en Ciparsa.
Enhorabuena por su blog y programa de radio.