La vida imita al arte mucho más que el arte imita la vida.

Oscar Wilde, escritor irlandés (1854-1900)

sábado, 17 de septiembre de 2011

Los Machado (VIII)


(Continuación) Cuando tenía pensado dejar aquí esta serie de entradas, relacionadas con la saga de los Machado y en especial con la rama de los científicos, hete aquí que me veo conminado a realizar, al menos, una más.
Resulta que un nuevo Machado pide su lugar en la historia familiar. Lo que, por supuesto, no debe sorprendernos. 

Es ley de vida que los hijos entierren a sus padres y den continuidad a la familia.
Pero es que éste no es el caso. Nuestro personaje viene del pasado. No es un continuador sino un predecesor. Se trata nada menos que del nuevo patriarca familiar.
De precuelas y secuelas
Por tanto esta entrada no es una secuela de la saga machadiense, sino una precuela. Es como si me hubiera apuntado a esa corriente cinematográfica, tan frecuente en estos últimos tiempos, asociada a héroes y superhéroes.
Se lo digo por ejemplo por Casino Royale, la vigesimoprimera película de James Bond, cuya trama aborda, precisamente, sus comienzos como agente 007, justo después de haber obtenido su licencia para matar.
O por el primer Batman de Nolan. O la última entrega de X-Men. Todas apuntan a lo mismo. Hoy por hoy el pasado vende más que el futuro.
Por no hablarles de las agosteñas Capitán América y El origen del planeta de los simios. No. No hay dudas por ahora: cinematográficamente hablando, resulta más estimulante fantasear con los orígenes, que estirar la progresión mitológica de la aventura.
Y volviendo a los Machado les he decir que los últimos estudios bibliográficos realizados sobre ellos han sacado a la luz un antepasado escritor, Félix Machado da Silva Castro e Vasconcelos.
Félix Machado da Silva Castro e Vasconcelos.
Primer marqués de Montebelo o Montevelo. Un noble portugués del siglo XVII, casado con una aristócrata española e interesado en la literatura, la pintura y la historia nobiliaria.
Estudiante en Santiago de Compostela, fue amigo personal del pintor sevillano Diego Velázquez y escribió sonetos y novelas picarescas, entre las que destaca la Tercera parte del Guzmán de Alfarache. (Continuará)


1 comentario :

Lorenzo Muñoz dijo...

No sabía nada de lo que cuenta. Muy bueno el blog aunque no tengo claro si es de ciencias o de letras.
Pero me gusta la mezcla.