Un organismo se alimenta de entropía negativa.

Erwin Schrödinger, físico austríaco (1887-1961)

domingo, 1 de abril de 2018

Método de datación del C-14. Luces y sombras

(Continuación) De lo primero que les digo tenemos numerosas pruebas desde que el 12 de julio de 1948, pronto se cumplirá el 70 aniversario, fuera utilizado por el químico estadounidense W. Libby en el que sería el experimento pionero de lo que podríamos llamar la cronometría del planeta Tierra.
Se inauguró con un trozo de madera de acacia de la tumba de Zoser, faraón egipcio de la tercera dinastía, al que se atribuía una antigüedad de 4 650 años y para el que el C-14 dio un valor de 3 979 años, una precisión sorprendente para la época. O sea que bien, y desde entonces no hemos parado de datar, lo que es mejor.
Luces del carbono-14
Gracias a esta técnica se han podido datar muchos de los restos de Atapuerca, poner edad a neandertales y faraones, demostrar que la momia de Ötzi no era un alpinista moderno o que los neandertales de la cueva del Sidrón en Asturias son de hace 49 000 años.

Sin duda alguna se trata del método de datación por antonomasia pues revoluciónó no sólo algunas ciencias, por ejemplo la arqueología, sino a la misma investigación científica. No andan descaminados aquellos que dicen de él que hace hablar a los muertos, y no es una forma de hablar.
Por ejemplo es lo que ocurrió con la momia que en 1991 descubrieron unos alpinistas dentro de un glaciar de los Alpes austro-italianos, Alpes de Ötztal. En un principio se pensó que podía ser el cuerpo de un montañero perdido, pero gracias a la técnica del carbono-14 supimos que eran los restos de un hombre del Neolítico de hace más de tres mil años. Es conocido como Hombre de Hielo de Ötzi o el Hombre de Hauslsabjoch y su cuerpo contenía casi sesenta tatuajes. Se trata de la momia natural más antigua de Europa. Por ahora.
Ya en este siglo XXI, el acelerador AMS de la Universidad de Oxford determinaba (2014) que los restos fósiles de neandertales de la cueva de El Sidrón en Asturias, no solo tienen una antigüedad de 49 000 años con lo que ello puede significar, sino que dichos restos han permitido descifrar el desarrollo anatómico de los jóvenes de esa especie ya extinta.
Conocida como la cueva de los trece cadáveres -siete adultos y seis menores de una misma familia-, desde que se descubrió el primer fósil (1994) se han extraído más de 2 500, convirtiéndose en el yacimiento más rico del mundo para estudiar el ADN de los neandertales.
Las realizadas sobre la momia de Ötzi, la sábana santa y los restos de El Sidrón son, probablemente, las tres grandes demostraciones de este método, sus luces. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.




No hay comentarios :