La vida es un cigarrillo, / hierro, ceniza y candela,
unos la fuman de prisa / y algunos la saborean.

Manuel Machado
, poeta y dramaturgo español (1874-1947)

miércoles, 4 de mayo de 2016

Baquelita es un epónimo científico (y 2)

(Continuación) Y claro. Si se trataba de celebrar el centenario de la muerte de don Miguel, ¿por qué las fieras del Congreso nos recuerdan a don Francisco?

¿No habría sido más lógico colocarles la familiar golilla que adornaba la garganta del autor de El Quijote? O sea que.

Perdonen el inciso. Retomo sin pérdida de tiempo el asunto de la eponimia.

Lista de epónimos (y 2)
Les decía que por el proceso de la eponimia, un objeto puede tomar el nombre de su inventor; una enfermedad, el de su descubridor; una actitud vital o un comportamiento, el del personaje que lo representó o lo describió; un país o un elemento químico, el de su descubridor; etcétera.

Seguro que no les resultará difícil investigar el origen de: sadismo, uralita, einstenio, guillotina, ley de Murphy, chiclé, esquirol, linchar, silueta, dantesco, platónico, curio, narcisismo, sanbernardo, adonis, kafkiano, ley Sinde, nicotina, boicot, baño maría, buganvilla o cóctel molotov.

Y ahora sí les ofrezco la segunda parte de la lista de epónimos que les inicié la semana pasada, y de la que les recuerdo: uno, es del todo subjetiva y, dos, está organizada por orden alfabético, a falta de un mejor criterio organizador.

- Maquiavelismo, por el escritor italiano Nicolás Maquiavelo (1469-1527)
- Máquina de Turing, por el matemático británico Alan Turing (1912-1954)
- Motor diésel, por el ingeniero alemán Rudolf Diesel (1858-1913)
- Movimiento browniano, por el botánico escocés Robert Brown (1773-1857)
- Newton, unidad de fuerza por el científico inglés Isaac Newton (1643-1727)
- Nicotina, por el embajador francés Jean Nicot (1530-1600)



- Pasteurización, por el químico y biólogo francés Louis Pasteur (1822-1895)
- Premios Nobel, por inventor sueco Alfred Nobel (1833-1896)
- Quinqué, por el farmacéutico francés Antoine Quinquet (1745-1803)
- Regla de Ruffini, por el matemático italiano Paolo Ruffini (1765-1822)
- Síndrome de Asperger, por el científico austríaco Hans Asperger (1906-1980)
- Sándwich, el emparedado, por el noble británico John Montagu, IV conde de Sandwich (1718-1792)
- Saxofón, por el músico belga Adolphe Sax (1814-1894)
- Síndrome de Down, por el médico británico John Down (1828-1896)
- Sistema braille, por el pedagogo francés Louis Braille (1809-1852)
- Teorema de Pitágoras, por el matemático y filósofo griego Pitágoras (569- 475)



Otros epónimos 
Como pueden ver, y dado que las “ciencias” avanzan que es una barbaridad, la eponimia resulta ser un procedimiento habitual para fabricar los inacabables neologismos que implican los incesantes desarrollos del conocimiento humano.

Así es como surgen las nuevas palabras en el entorno de las aplicaciones científicas, la medicina, la tecnología, las diversas ciencias, etcétera. A modo de ejercicio les dejo con unos cuantos más, para que averigüen sobre su formación:

Ley de Newton, efecto Compton, lenguaje Pascal, mendelevio, jeep, complejo de Edipo, grado Celsius, aparato de Golgi, zepelín, tirita, último teorema de Fermat, faradio, mal de alzhéimer, regla de L'Hôpital, delco, polonio, etcétera.

Y hasta aquí llego en mi compromiso con la relación epónima de la baquelita.

Sigo en la próxima entrega, con la sustancia desde el punto de vista de la química. Recuerden que les dije que era también una resina.



No hay comentarios :