El descubrimiento consiste en ver lo que todo el mundo ha visto,
pero pensando lo que nadie ha pensado.

Albert Szent-Györgyi, fisiólogo húngaro (1893-1986)

jueves, 1 de septiembre de 2016

De vuelta con los camaleones (y 2)

(Continuación) De modo que las dunas son bastante más que un espacio “abandonable” y abandonado. Y mucho más que un montón de arena que se pueda fijar plantando pinos.

Y por supuesto nunca, nunca, un ambiente natural que se pueda cercar con complejos urbanísticos o utilizar como material de construcción.

Trato de justificarles con estas aseveraciones que no se entiende la existencia de una playa si no hay dunas, pues son ellas las que garantizan y equilibran el ecosistema. Lo hacen, se lo digo de forma resumida, porque son:

De vuelta con los camaleones (1)

Al lector atento del blog seguro que no le coge por sorpresa el título.

Sí, “de vuelta con los camaleones”, porque avisados están que pueden rozar la media docena de entradas, las dedicadas a este prodigioso animal.

Demasiadas quizás para mis escasos conocimientos sobre los mismos.

Sin embargo la ignorancia es osada y aquí tienen una más cuya presencia, eso sí, viene motivada por un par de sucedidos casi coincidentes en el tiempo.

Uno es de naturaleza personal, intranscendente y casi prescindible. El otro por el contrario es de índole científica, de calado diríamos y, a mi entender, conveniente.

Vayamos con el primero.

miércoles, 31 de agosto de 2016

‘Arrival’ de Vangelis

En relación a la noticia musical sobre la misión espacial Rosetta de hace unos días, les recuerdo que ya fueron publicadas tres (3) composiciones bajo el sello de Universal Music/Decca.

Las produjo el músico especialmente para tan extraordinaria ocasión. Les dejo con la primera de título Arrival.




Imagen de mi niñez


Un recuerdo "tecnológico" de antaño, a la vista de los adelantos de hogaño.



Música para la misión Rosetta

Va para dos años que les escribí acerca de la Misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA), de la nave homónima que fue lanzada el 2 de marzo de 2004, del módulo de aterrizaje Philae y, cómo no de, Chury.

Sí, Chury.

Y no, no se trata de mi perro sino del nombre con el que los científicos que trabajan en dicha misión, se refieren de forma cotidiana al cometa, astronómicamente conocido como 67P/Churyumov Gerasimenko.

Una abreviatura de lo más comprensible y necesaria, como salta a la vista.

martes, 30 de agosto de 2016

Corbatas científicas. 105

Por la imagen que la adorna, se ve que fue diseñada antes de 2006. O eso o su propietario es un nostálgico plutoniano.

Que todo puede ser.



Perkin, pionero de la química industrial (2)

(Continuación) Lo logró y vaya si se vendió masivamente. Fue un proceso que ocurrió además en poco tiempo.

Hombre para todo
Al año siguiente, ayudado económicamente por su padre y hermanos, no sólo abrió y organizó una fábrica de tintes cerca de los canales de Londres, sino que comercializó y vendió los diferentes productos que fabricaba y no dejó de introducir mejoras técnicas en el proceso industrial.

Al igual que antaño ocurrió con el tinte natural púrpura de Tiro, hogaño, el colorante sintético también era lo que se dice un muy buen negocio.

Perkin, pionero de la química industrial (1)

Sí, voy por donde seguro ustedes están pensando.

Lo de Perkin y el tinte sintético es una buena ejemplificación, de lo que en cierta ocasión dejó escrito el gran Pasteur desde el campo que le era propio, el de la bioquímica: “En los campos de la observación, el azar favorece sólo a la mente preparada”.

Y la mente del joven químico, no lo duden ni un instante, estaba más que preparada. De eso no les quepa la menor duda.

lunes, 29 de agosto de 2016

Camisetas científicas. 252

Si somos poco más que una imposibilidad en un universo imposible, qué menos que leer al gran Ray Bradbury.


Pasatiempos. 257


Y tras el pasatiempo décimo tercero, el siguiente, el número catorce de expresiones científicas y personajes ocultos asociados.

Éste me ha salido bastante negro. 


ON   RIZ   TE   HO   EEI   TE
DES   NS   SO   UCE   SD   IN 


SOLUCIÓN: HORIZONTE DE SUCESOS DE EINSTEIN


Serendipia, tinte y Perkin

Una bebida cuyo uso terapéutico, me refiero a la tónica, desapareció con el paso del tiempo.

La mayoría de las tónicas actuales han sustituido la quinina por emuladores de sabor y edulcorantes, si bien su consumo lúdico-recreativo mezclado con ginebra, desde entonces ha permanecido.

De hecho no ha cesado de aumentar, sobre todo en los últimos años. Les he estado hablando claramente del precursor del gin tonic, y lo dejo aquí. Perdonen pero no me he podido resistir a este pequeño guiño “gintonero”.

domingo, 28 de agosto de 2016

Tatuajes científicos. 220

Creo que el que este joven lleva sobre el pecho -esa parte del cuerpo humano entre la base del cuello y los hombros hasta el abdomen, situado en la parte delantera-, es excepcional.

Y lo creo porque a mi entender, es uno de esos motivos pictóricos que nos inducen a cambiar invariablemente, la forma en la que vemos este arte del tatuaje. Me parece magnífico.

¿Qué piensan de la flecha con doble sentido entre el evolucionista y nuestro primo?

¿Qué creen ustedes que significa?


Meitner: firma y rúbrica (30)

Ella es la física nuclear austriaca Lise Meitner (1878-1968), una extraordinaria científica que no tuvo suerte a la hora de los reconocimientos nobeleros por su labor.

Pueden pasarse por el blog para hacerse una idea de su vida y obra.


Tinte sintético de W. H. Perkin

No mucho en realidad pues todo empieza unos tres años antes, cuando un casi niño William Henry Perkin (1838-1907) ingresa con tan solo quince (15) años en el Royal College of Chemistry of London.

Allí, dos años después, pasó a ser alumno del famoso químico alemán August Wilhelm von Hofmann (1818-1892), nada menos que “el experto mundial” en alquitrán de hulla, quien observando sus cualidades para la química le contrata como asistente en su laboratorio.

Eran los años en los que el químico intentaba sintetizar quinina a partir de un componente del alquitrán de hulla, la anilina.

sábado, 27 de agosto de 2016

Humor matemático


¿Ha localizado algún error en el desarrollo sobre el fondo cuadriculado?


Haikus (108) tensional


Incluso en la calma de un jardín, a poco que se observe, la tensión existe. 


La mariposa revolotea
como si desesperara 
en este mundo.


Central nuclear y electricidad

Una simple ojeada a sus historias, la del camino de la generación de energía nuclear y la de la producción de corriente eléctrica, nos muestra que habían marchado por separado desde sus comienzos.

Y que no fue hasta mediado del pasado siglo XX cuando confluyeron cerca de la localidad de Seascale, noroeste de Inglaterra, en la misma costa del mar de Irlanda.

El 27 de agosto de 1956, hacía poco más de un año del fallecimiento de Albert Einstein, la planta nuclear conocida como Calder Hall se conectaba a la red eléctrica convirtiéndose así en la primera central nuclear comercial de Occidente.

viernes, 26 de agosto de 2016

Sobre aciertos y errores


Sabias palabras sobre aciertos y errores, de un grande y nobel español.


Primer tinte sintético (y 2)

(Continuación) De hecho valía más que el mismo oro (Au).

En concreto, para que se hagan una idea, se necesitaba un kilogramo (1 kg) de glándulas para obtener unos sesenta gramos (60 g) de tinte, y eran precisos doscientos gramos (200 g) de éste para poder teñir un kilogramo (1 kg) de lana.

El final de esta cadena lo marca el precio del tinte. Por cada gramo se pagaban entre diez y veinte gramos (10-20 g) de oro.

Y el principio los cincuenta mil (50 000) ejemplares vivos de cañaílla que había que capturar para obtener un kilogramo de glándulas.

Estarán conmigo que son muchas cañaíllas las que hay que coger.

Primer tinte sintético (1)

El 26 de agosto de 1856 un jovencísimo químico británico, William Henry Perkin (1838-1907), solicitaba en Gran Bretaña la patente para la elaboración de un tinte sintético para “teñir telas”.

Una patente del todo novedosa que le sería concedida unos meses después -el 20 de febrero de 1857, otra fecha de las que cuentan-, sobre un invento que supondría una auténtica revolución en la química industrial.

Lo mejor de todo, todo hay que decirlo, es que en realidad él andaba buscando otra cosa bien distinta a un tinte. Y es que a veces, en la vida, se encuentran cosas sin buscarlas.