Quien sea incapaz de hablar claro debe callar hasta poder hacerlo.

Karl Popper, filósofo y teórico de la ciencia austro-británico (1902-1994)

martes, 28 de marzo de 2017

Aristóteles y las mujeres. Otras ideas curiosas (y 2)

e) La carne del hombre es compacta, mientras que la de la mujer, es porosa y húmeda. Lo que explica por qué los senos de la mujer, comparados con los regios músculos pectorales del hombre, aparecen como hinchazones esponjosos capaces de llenarse de leche, pero inevitablemente blandos. (Claro, ahora se entiende por qué se vuelven fláccidos tan... pronto).
f) La sangre menstrual es un residuo alimenticio, debido a la falta de calor en el cuerpo femenino: “En un ser más débil debe producirse necesariamente un residuo más abundante, cuya cocción esté menos acabada”.  (O sea que seguimos con lo mismo, renuncio al comentario).

Ciencia y Sevillanía - 105


EMISORA : Onda Sevilla Radio 106,2 FM Sevilla

RESPONSABLE : Carlos Roque Sánchez

DÍA EMISIÓN : Martes 12:25 / 13:00

REDIFUSIÓN : Miércoles 1:25 / 2:00

En el programa radiofónico de hoy martes, 28 de marzo de 2017, trataremos los siguientes contenidos:


01. Pasatiempo del “primer corredor”

02. ¿Es un bulo lo de introducir al revés el número del PIN?

03. Bulo o noticia falsa, mejor que ‘hoax’

04. Capicúa o número palíndromo. Simetría capicual

05. ¿Qué es un ‘spam’?

06. La inquietante historia del sevillano alcalde paracientífico.


Aristóteles y las mujeres. Otras ideas curiosas (1)

A grandes rasgos, el singular pensamiento aristotélico acerca de la mujer venía a decir que sí, que era como un hombre, sólo que imperfecto.
Además, en su opinión, la naturaleza nos había hecho diferentes no sólo en lo físico, sino también en lo mental. Y con diferentes quería decir que los hombres eran superiores a las mujeres, claro.
De ahí que considerara que debía estar sometida al varón pero eso sí, por encima de los esclavos.  Es lo que dice en el capítulo 12 de su Política: “El esclavo está absolutamente privado de voluntad; la mujer la tiene, pero subordinada; el niño sólo la tiene incompleta”.

lunes, 27 de marzo de 2017

Women in science

Una fruslería más en forma de posters dedicada a las científicas y en número de dieciséis (16). Un mosaico de Hacedoras de la ciencia compuesto por:

Mary Anning
Ada Lovelace
Marie Curie
Lise Meitner

Aristóteles y las mujeres. De dientes y costillas (y 2)

(Continuación) Unas enfermedades que pueden producir la pérdida de piezas dentales, sobre todo entre embarazadas y lactantes, por obvio motivos de cuidados maternales.
Así que es posible que Aristóteles sí contara los dientes femeninos, los contara bien y viera que había menos que en la boca de los hombres.
Ya, ya. Ya sé que el planteamiento expuesto es débil desde el punto de vista de la ciencia y que pinta no digo negro, pero sí azul oscuro casi negro. Pero qué quieren, no sé de otro para justificar una de sus afirmaciones: “Los machos tienen más dientes que las hembras, tanto entre los seres humanos como entre las ovejas, las cabras y los cerdos”.

Aristóteles y las mujeres. De dientes y costillas (1)

Hace aproximadamente nueve (9) años les escribí sobre el gran Aristóteles y su particular relación con las mujeres. Les supongo al tanto de la viejuna historia que hace referencia a la idea que el griego tenía acerca de la inferioridad de las mujeres respecto a los hombres.
Sí, es lo que está pensando en este momento. La cosa ésta de las diferencias entre mujeres y hombres no es de hoy ni de ayer, ni muchísimo menos, sino que viene ya de lejos. Aunque no por ello dejan de asombrar algunos de sus aspectos. Vean si no.
Lo primero que sorprende del caso aristotélico dental, es que la basaba en el supuesto (según él) y errado (según todos) hecho de que las mujeres tenían menos dientes que los hombres. Como lo leen. Se trataba de una evidencia a su entender, de la inferioridad física femenina. Sorprendente, ¿no les parece?

domingo, 26 de marzo de 2017

Tatuajes científicos. 245


   Sí, es la serotonina, hablaba de ella en la radio hace unos días, con motivo del reciente inicio primaveral.


Pasatiempos. 281 (Solución)

Le traigo dos (2) soluciones. Una en primera derivada, a nivel lógico, y otra en derivada segunda, a nivel matemático.
Empiezo con la primera. Si recuerdan el enunciado del pasatiempo dice: 1. Piense un número; 2. Multiplíquelo por 5; 3. Súmele 7;  4. Multiplique el resultado por 2;  5. Réstele 24;   6. Divida por 10;  7. Reste al número obtenido el inicial que pensó y escriba el resultado.

Cambio horario (el primero del año)

 

Por diferentes razones que ahora no vienen al caso, en este mes de marzo tiene lugar el primer cambio de hora del año. Se producirá, como es habitual, al iniciarse el último domingo.
Es el cambio al horario de verano que de acuerdo con las directrices europeas, se realiza en su madrugada.
De modo que a las dos (2) de la madrugada, hora peninsular de hoy domingo 26 de marzo, deberemos adelantar todos nuestros relojes para ponerlos a las tres horas (3 h). Recuperamos así el horario de verano.
En Canarias, naturalmente, la una (1) de la madrugada pasará a ser las dos (2), y en todo el país este día tendrá, oficialmente, una hora menos.
Ya veremos hasta cuando estamos de cambios.
¡Ah!, y no se olvide de poner en hora los relojes de la casa y el del coche. Importante, oiga.


sábado, 25 de marzo de 2017

Corbatas científicas. 132


O pseudocientíficas. Qué miedito. Tirotatítatín,tatirotirotííínnn.



Grafitis científicos. 168

  ¿Recuerdan el de hace unas semanas?, pues otro en la misma línea.

  Como aquél, también terrible.


Haikus (137), primero de la primavera

Les vengo avisando desde hace tiempo.
El haiku es un poema cargado de elementos de la naturaleza, ejercicio espiritual, suspiro escrito, poesía del deleite, voluntad de ordenamiento del mundo, ...


La primavera
recuerdan sin esfuerzo
las golondrinas.

viernes, 24 de marzo de 2017

Gamow : firma y rúbrica (57)

George Gamow (1904-1968), físico y cosmólogo estadounidense de ascendencia ucraniana, que trabajó en dispares campos científicos, juzguen ustedes mismos si no: núcleo atómico, formación estelar, nucleosíntesis estelar, nucleocosmogénesis, código genético.
En este último, y motivo por el que viene a esta categoría, tuvo la intuición de que los nucleótidos del ADN se podrían formar debido a “un código triplete de cuatro símbolos". 
Una idea que con sus más y sus menos influyó en la investigación genética básica.


George Gamow and the RNA Tie Club

Poco más de tres minutos (3:04) le tomará escuchar de la propia voz de Francis Crick (1916-2004), parte de la historia del encorbatado y aminoacídico club de científicos de mediados del siglo pasado. Merece la pena.

Gramática y tacos (1)

Tacos o expresiones malsonantes, al decir de los cursis. Ya saben, esos expresivos vocablos que en no pocas ocasiones ejercen sobre nosotros un salutífero efecto. Salutífero digo, porque a nadie escapa que usados a modo de muletillas actúan de forma balsámica en nuestro comportamiento.
Vienen a ser como un auténtico antídoto frente a la violencia del exterior y la propia agresividad interna. Cosa fina, oigan. Un valor catártico nada despreciable, que retrata nuestra forma de ser y con un coste muy reducido. Sí, como lo leen.

jueves, 23 de marzo de 2017

Corbatas científicas. 279

   Sí. Es una camiseta con el diseño, las firmas de sus miembros y el lema del RNA Tie Club.


Grabación radiofónica: CYS-103



Ya pueden escuchar el programa radiofónico “Ciencia y Sevillanía, CyS-103”, emitido el pasado martes 14 de marzo de 2017.

RNA Tie Club (y 2)

(Continuación) Y ellos -aunque algo raritos y peculiares en su mayoría, hoy los llamarían geek, nerd o cuando no freek-, no dejan de ser humanos. Demasiado humanos, como al fin y al cabo lo somos todos, que ya lo dijo el filósofo.
  Reuniones y logros científicos
En un principio los primeros contactos entre ellos fue de tipo epistolar y lo cierto es que entre algunos miembros llegó a ser muy fluida en lo personal. Si bien entre otros no lo fue tanto, esa es la verdad, que si quieren otro día se la cuento.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Número del parking

Lo que el ojo no ve.


Pasatiempos. 281

Se podría llamar algo así como ¿A que acierto el resultado que le ha salido?
Es probable que cuando lo haga y después vea que he acertado con el resultado, es probable digo, que pueda pasar por su cabeza, al menos durante un instante, que se trata de magia, de auténtica magia.
Pero le aseguro que no. Nada más lejos de la realidad. Son sólo matemáticas, una ciencia exacta que se estudia en el colegio. Pero bueno si lo prefieren, ni para usted ni para mí, lo dejaremos en que es matemagia y otro día le explico lo que puede significar el palabro. 

RNA Tie Club (1)

El Club de la corbata del ARN fue finalmente fundado en 1954 por el biólogo estadounidense James Watson y el físico ruso-americano George Gamow (1904-1968).
Decidieron entre los dos que lo constituirían únicamente veinticuatro (24) miembros, un número elegido por ser la suma de los veinte (20) aminoácidos existentes y las cuatro (4) bases del ácido ribonucleico, ARN, a saber: adenina, citosina, uracilo y guanina.
Llama la atención y no deja de ser significativo que a mediados del siglo pasado, sólo un año antes de que falleciera el relativista Albert Einstein (1879-1955), el desciframiento del código genético sólo interesara a dos docenas de científicos.
Unos hombres que, eso sí, fueron escogidos entre lo más granado de cada campo de conocimiento al que pertenecían: química, biología, matemáticas y física. Unos con prestigio ya reconocido como el físico cuántico Richard Feynman, el cristalógrafo Max Delbrück o el químico Erwin Chargaff.