Química orgánica es la química de los compuestos de carbono.
Bioquímica es el estudio de los compuestos de carbono que andan a cuatro patas.

Mike Adams, bioquímico estadounidense (1979)

jueves, 29 de septiembre de 2016

Tambora, 5 de abril 1815 (1)

En ese día el volcán Tambora, situado en la isla indonesia de Sumbawa entonces parte de las Indias Orientales holandesas, protagonizó una violenta explosión que duró diez (10) días, los que van del 5 al 15 de abril.

Quizás fue la mayor erupción de la historia y lanzó a la atmósfera más de ciento sesenta kilómetros cúbicos (160 km3) de materiales, unos cien kilómetros cúbicos (100 km3) de cenizas y alrededor de cuatrocientos millones de toneladas (400 000 000 t) de gas, que subieron hasta los estratos más altos de la atmósfera.

Se estima que pudo formarse una columna de más de cuarenta y tres kilómetros (43 km) de altura.

La erupción volcánica fue tan violenta que el monte Tambora pasó de tener cuatro mil metros (4000 m) de altura, a solo dos mil ochocientos cincuenta metros (2850 m).

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Grafitis científicos.144

Seguro que nada más verlo, han reconocido estilo y autor. Por estas fechas serán ya tres, los años que llevan apareciendo en esta tribuna.

No es que sean muchos pero tampoco son pocos.


Adams: firma y rúbrica (34)

Se trata de John Couch Adams, matemático y astrónomo inglés (1819-1892), conocido sobre todo por haber deducido matemáticamente la posición del planeta Neptuno, cosa que también hizo de forma independiente Le Verrier.


‘Villa Diodati’, factoría del terror (y 3)

(Continuación) Y es que las circunstancias de aquel verano de 1816, el del “año que nos quedamos sin Sol”, propiciaron el nacimiento literario del que podemos considerar como el monstruo emblemático de la modernidad.

Un monstruo sin nombre, aunque todos le conozcan por el apellido del atrevido e irreflexivo doctor que le dio la vida, Víctor Frankenstein. Un monstruo innominado que en principio no es más que un ser oscuro y desconocido, hecho de desechos humanos.

En principio, digo. Después, como bien saben, la cosa vino a más.

martes, 27 de septiembre de 2016

Pasatiempos. 261

Si les digo que Rusia es el país de mayor extensión del mundo, con una superficie de diecisiete millones ciento veinticinco mil doscientos cuarenta y seis kilómetros cuadrados (17 125 246 km2).

Y que el planeta enano Plutón tiene un radio de mil ciento ochenta y siete kilómetros (1 187 km) de radio.

¿Me podría calcular cual de los dos, el pais terráqueo o el planaetoide solar, tiene mayor superficie?


SOLUCIÓN: Dado que el área de un esfera viene determinada por la expresión  A = 4 · π · r2 , su valor para Plutón será 17 696 650, 64 km2 que comparado con el de Rusia resulta algo mayor.

Pero si se fija bien lo es por muy poco. Algo más de un tres por ciento (3,3 %)



Ciencia y Sevillanía - 88


EMISORA : Onda Sevilla Radio 106,2 FM Sevilla

RESPONSABLE : Carlos Roque Sánchez

DÍA EMISIÓN : Martes 12:25 / 13:00

REDIFUSIÓN : Miércoles 2:25 / 3:00


En el programa radiofónico de hoy martes, 27 de septiembre de 2016, trataremos los siguientes contenidos:


01. Equinoccio otoñal. Una cuestión de convenio

02. ¿Cómo se dice septiembre o setiembre?

03. ¿Cuál es su origen de la expresión “Hace un día de perros”

04. ¿Qué significados tiene?

05. Origen y significados del término ferragosto

06. Flor de otoño.


Laennec y estetoscopio. Otoño 1816 (y 2)

(Continuación) Mandó construir un dispositivo hueco de madera de unos treinta centímetros (30 cm) de largo y cuatro (4 cm) de ancho, con un canal central en su interior de tan sólo cinco milímetros (5 mm).

Y en sus extremos dispuso dos piezas en forma de embudo.

Uno para recoger el sonido proveniente del pecho de las pacientes, que viajaría a través del citado canal hasta el otro embudo, que actuaría como altavoz de las ondas mecánicas.

Así se pergeñó la historia de Laënnec y la construcción del primer estetoscopio de la historia, del que construyó varios prototipos y tardó tres (3) años en perfeccionar. Una historia curiosa.

Como lo es la del origen del nombre que le puso al nuevo instrumental médico.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Corbatas científicas. 109

Un "frikazo" corbatero entre matemático y físico.

Una cuestión de gusto.


Catapulta de Da Vinci

Como otros muchos de sus deseos, este fruslero se ha convertido en otra imperiosa orden para mí. Y aquí la tienen.

Como el modelo de helicóptero de hace unos días, la catapulta está realizada en madera y viene lista para ser montada y desmontada cuantas veces quiera.

Igualmente no me cabe la menor duda de que será para muchos de ustedes, independiente de la edad que tengan, una divertida forma de pasar un buen rato.

Del polímata florentino no les diré nada más en esta ocasión, y del artefacto tan solo lo que es obvio.

Da Vinci no lo inventó, una protocatapulta ya existía desde hacía siglos antes de que el florentino se embarcara en su mejora.

Laennec y estetoscopio. Otoño 1816 (1)

(Continuación) Pero la muerte suele cambiar algunas cosas. Y en este caso una de ellas fue el aprecio que los profesionales médicos empezaron a tener por su método. A partir de su muerte empezó a utilizarse y a hacerse popular.

De este modo le debió llegar a Laennec e inducirle a sus estudios sobre la auscultación.

Bueno a eso y a la delicada y otoñal escena médica que tuvo lugar en el dormitorio parisino de una paciente casada, estando presentes el esposo y la madre.

Como ya se las he contado, les hago un extracto de la misma.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Da Vinci: firma y rúbrica (33)

Leonardo da Vinci, polímata florentino del Renacimiento italiano (1452-1519).

Por mucho que pudiera escribir en estas líneas sería insuficiente. Mejor dejarlo así.


Estetoscopio de Laennec (1816). Preliminares (y 2)

(Continuación) Aunque ahora que les presto atención, quizás no sea muy correcto el uso que he hecho del pronombre indefinido “nadie”.

O bien dicho, hace algunos siglos
Alguien con quien lo hablé me puso sobre la pista y resulta que en el siglo IV a.C., el médico griego Hipócrates de Cos (460-370 a. C.) ya aconsejaba aplicar directamente la oreja al tórax o pecho de los pacientes, a fin de realizar un diagnóstico sobre los derrames torácicos.

Lo hacía en el tratado De Morbi, pero aquello cayó en el más absoluto de los olvidos.

Una forma de decir que pocos, muy pocos, médicos consideraban que había que prestar atención a los ruidos que se producen bajo la piel humana.

Pero bueno alguno había, si bien no era médico aunque sí muy observador y un extraordinario científico.

Estetoscopio de Laennec (1816). Preliminares (1)

Convencido estoy que al lector atento del blog, la expresión del título le suena a “enrocada”. Bien sea por el conocido instrumento médico, bien sea por el doctor francés que lo inventó o, por qué no, por ambos.

Por si no se quieren molestar en buscarlas les hago un índice de acceso directo de estas entradas “fonendas”.

Para Enroque de Ciencia todo empezó en otoño de hace aproximadamente cuatro años cuando, tratando de responder a una curiosa cuestión: ¿Por qué los cirujanos visten de verde?, terminé hablando del fonendo.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Ciencia y Moda

Al parecer gustó la fruslería anterior, pues sin problema. 

Ahí tienen otra, a la que sólo le he invertido el título.


... ‘Y a Dios lo que es de Dios’

Ya de la que va -y a propósito de la cita bíblica, algo traída por los pelos no se lo voy a negar-, incorporo al escrito un par de aclaraciones o tres.

Una. Cuando ayer les decía que Neptuno es el planeta más alejado de la estrella del Sistema Solar, es porque les supongo al tanto del sucedido. Desde el 24 de agosto de 2006, el pequeño Plutón dejó de ser un planeta de pleno derecho de nuestro sistema.

Así que el pobre lleva ya diez (10) años siendo un planeta enano, los mismos que nosotros llevamos con un sistema de tan solo ocho (8) planetas, siendo el más alejado Neptuno.

¡Neptuno a la vista! (2)

Suerte les decía, además de saber y valer. Y es cierto, vean si no.

Los tres hombres de Neptuno: Le Verrier
Les digo esto porque en el ínterin de lo anterior, un matemático francés, Urbain Jean Joseph Le Verrier (1811-1877) especializado en mecánica celeste, había llegado en la ciudad de París a los mismos resultados sobre la localización del planeta.

Es el segundo de los hombres de Neptuno.

Lo había hecho utilizando como Adams, sólo las matemáticas y los datos numéricos de las observaciones astronómicas de las que se disponían en esas fechas.

viernes, 23 de septiembre de 2016

¡Neptuno a la vista! (1)

Bien pudo ser la expresión que esa noche del 23 de septiembre de 1846, el astrónomo Johann Gottfried Galle (1812-1910) espetó cuando, ante sus ojos, apareció el planeta predicho. Fue tal día como hoy de hace ciento setenta (170) años. Uno de esos días que cuentan.

Predicho les digo, porque Galle sabía lo que tenía que buscar y dónde hacerlo.

De ahí que lo encontrara la misma primera noche que se puso manos a la obra, tras solo una hora de observación, y a menos de un grado de distancia de la posición que le habían comunicado.

Porque han de saber que así como los descubrimientos del planeta Urano en 1781 por William Herschel y del planeta enano Ceres en 1801 por Giuseppe Piazzi están considerados como frutos de la casualidad.

OTOÑO 2016: Inicio astronómico (y 3)

(Continuación) Así podrá ir apreciando la aparición de nuevos accidentes orográficos.

Dejando el satélite, y cuando la noche sea más oscura por haber luna nueva, puede intentar ver la galaxia de Andrómeda; nebulosas de emisión, como la de Orión; o el cúmulo de estrellas de las Pléyades.

Incluso sólo con prismáticos, también se pueden ver las lunas más brillantes de Júpiter (cuando es visible) y hacer un recorrido por la franja estrellada que constituye la Vía Láctea.

Y claro, también se pueden mirar las constelaciones.

OTOÑO 2016: Inicio astronómico (2)

(Continuación) Lo que no ocurre por convenio humano, es el mayor acortamiento que experimenta la duración del día durante esta estación. Un asunto cósmico éste.

Otoño es la época del año en la que la duración del día se acorta de forma más rápida.

Por las latitudes de la península ibérica, el Sol “saldrá” por las mañanas un poco más tarde cada día que el anterior, y por la tarde se “pondrá” antes. Naturalmente este acortamiento del día es más apreciable por las tardes.

Se estima que por esta época, el tiempo en el que el Sol está por encima del horizonte disminuye en casi tres minutos (3 min) cada día.