El miedo a las alturas es ilógico.
El miedo a caer, por otro lado, es prudente y evolucionista.

Dr. Sheldon Cooper, personaje de ficción de la serie The Big Bang Theory.

sábado, 12 de marzo de 2016

Suicidio didáctico de homeopatía

Tranquilo no se alarme por el título. No es lo que parece. Va de homeopatía, sí. Resulta didáctico, también. Pero no tiene nada de suicidio. Nada de nada.

Y es que la homeopatía ni cura ni nada. Es sencillamente un timo.

El vídeo que les traigo, hay muchos y muy buenos también, es de Vary Ingweion quien desde Valladolid graba lo que en principio va a ser su “suicido homeopático” ante la cámara.

En principio porque, es lo que tienen las falsas medicinas, deviene en una divertida clase sobre la homeopatía y los productos homeopáticos.


En sus poco más de diez minutos (10:26) nos muestra muchas de las cosas que ya sabe.

a) Estos productos son de venta libre, pues no precisan receta. Los vendedores de homeopatía se aprovechan de los resquicios legales existentes para estafar a la gente.

b) Cuestan un dinero. En concreto la experiencia se lleva a cabo con una caja de Sedatif PC de cuarenta (40) comprimidos comprado al precio de 7,10 €, lo que significa que nos sale a 600 €/kg de azúcar, perdón de producto homeopático.

No estoy muy puesto pero por ponerles un ejemplo, por ahí debe andar la trufa negra y el caviar de Beluga. Lo dicho una pasta.

c) No son medicamentos, en el sentido que la ley no les obliga a superar una serie de ensayos clínicos, estudios de toxicidad, y demás que debe atravesar cualquier medicamento.

d) No se ha constatado su evidencia científica ¿Qué evidencia se va a constatar si sus pastillas son literalmente azúcar prensada o glóbulos con agua? Ninguna. Carecen del efecto terapéutico de un medicamento pero, ojo, prometen lo mismo que él y a precios similares.

e) Su nivel de dilución es comparable al de una aspirina disuelta en un océano. Por lo que, si de verdad fuera una medicina y curase, digo yo que bastaría con echar una pastilla de ácido acetilsalicílico (C₉H₈O₄) en los sistemas de abastecimiento de agua para quitar, por ejemplo, el dolor de cabeza buena parte de la humanidad.

¿Ven lo absurdo de la beocia homeopática? Ni entro en lo de la “memoria del agua”, ya saben. Otra estulticia acientífica.

e) En cualquier caso, su inocuidad no nos debe llamar a engaño. Su ingesta puede interferir con otros fármacos o, lo que es peor, la gente puede morir por abandonar el tratamiento médico.

No les canso.

Aunque el prospecto del tal Sedatif PC, aconseja que se tome dos (2) comprimidos tres (3) veces al día, nuestro conejillo de india se va a tomar las cuarenta (40) de la caja. Consumatum est.

¿Qué pasó? Pues que tomó una sobredosis de nada.



1 comentario :

Anónimo dijo...

No pueden ser más efectivas esta humoradas sobre esta falsa medicina. ¿Sabe sí van a seguir en brcelona con otras?