Si se dice loco de alegría, también podría decirse cuerdo de dolor.

Marguerite Yourcenar, escritora francesa (1903-1987)

domingo, 7 de octubre de 2018

Nobelesas científicas. Física, 2018


Ya saben que en estos primeros días de octubre, la Real Academia Sueca de la Ciencia suele anunciar las concesiones de los Premios Nobel del año, y en lo que va de semana ya ha hecho lo propio con las categorías de Medicina y Fisiología, Química y Física, en unos ceremoniosos actos que tienen lugar en Estocolmo.
Y en concreto, estas dos últimas disciplinas, han venido este año del Señor de 2018 con sendas y gratas sorpresas ya que, entre sus galardonados, va incluida una mujer. Así es, tal cual lo lee. Una presencia femenina que ya de la que va, no se suele prodigar por estos lares ni muchísimo menos. Vamos que ni por asomo y a las pruebas me remito.
Basta con echar una ojeada al listado de estos premios científicos a lo largo de sus 118 años de existencia y hacer unos simples cálculos, los bajos números obtenidos resultan demoledores. Aunque mejor será que vayamos con orden y empecemos por donde se debe, por el principio que no es otro que el momento actual y por orden casi alfabético de categorías.
Premio Nobel de Física de 2018
Según el fallo de su jurado, el Premio Nobel de Física de 2018 ha sido concedido de forma compartida al estadounidense Arthur Askin (1922), el francés Gérard Mourou (1944) y la canadiense Donna Strickland (1959), por sus “invenciones innovadoras en el campo de la física láser”.

Dejando a un lado el contenido científico del premio, enrocaremos en días venideros algo de su más que prometedor fondo, me gustaría centrarme ahora en el continente del mismo, en ciertas peculiaridades de su forma.
No ya en el hecho de que sea compartido, que es la primera de lapeculiar terna que les traigo. En el estado actual de desarrollo de la ciencia, así en número singular aunque con significado plural, es lo lógico y coherente. No puede ser de otra manera, es así.
De modo que no es en la compartición sino en el reparto que se hace del mismo, la segunda peculiaridad, donde me centraré. Resulta que en realidad, el cincuenta por ciento (50 %) del importe del premio le corresponde al científico Arthur Ashkin, que a sus noventa y seis (96) años se ha convertido en la persona más anciana que gana un Nobel de cualquier categoría.
En particular Ashkin ha sido reconocido “por inventar la pinza óptica, un instrumento científico capaz de captar y mover partículas, átomos, virus y otras células sin dañarlas mediante el empleo de haces de luz”. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.




No hay comentarios :