La vida imita al arte mucho más que el arte imita la vida.

Oscar Wilde, escritor irlandés (1854-1900)

martes, 30 de octubre de 2018

Marte ataca

Hoy martes treinta de octubre a las 20 h se cumplen ochenta (80) años de una emisión radiofónica que, según la prensa escrita del día siguiente, aterrorizó a los Estados Unidos. Como lo lee.
Fue la noche en la que los marcianos invadieron la Tierra convirtiendo, lo que había comenzado ese 30 de octubre de 1938 como una tranquila tarde-noche de domingo ante la radio, en una noche de confusión y pánico.
Ante la radio digo y no ante el televisor porque no debemos olvidar que, si bien a finales de los años treinta ya se habían realizado varias emisiones televisivas experimentales, en realidad la primera televisión de Estados Unidos, que nació en la ciudad de Nueva York, no empezó hasta el 1 de julio de 1941.
Y no fue hasta 1955 cuando la mitad de los hogares estadounidenses tuvieron un televisor en su casa, precisamente el año en el que moría el físico relativista germano-estadounidense Albert Einstein (1879-1955). Aporto las fechas a modo de contexto y referencia socio-temporal, dicho lo cual me voy a lo mollar.
¿Qué es lo que se oyó en dicha emisión? ¿Cómo y en qué forma se dijo? ¿Por qué hubo gente que abandonó sus casas presas del pánico? ¿Qué niveles alcanzó la histeria colectiva? ¿O acaso no fue para tanto la alarma social y estamos ante una falsa noticia o fake new?
Fake new o noticia falsa
Ya saben, ese subproducto de la información cuyo objetivo no es otro que el de engañar o  desinformar de manera deliberada, y que se difunde a través de los medios de comunicación existentes en cada caso: prensa escrita, radio, televisión, redes sociales o portales de noticias.
Unas historias falsas que parecen ser noticias, un tipo de periodismo amarillista si quieren, que son conocidas y nombradas por muchos de manera cotidiana con el neologismo ‘fake news’, y de las que la ciencia confirma que se extienden más rápido que la propia verdad.
En un principio se piensa que es porque nos gusta más su contenido, enganchándonos su falacia y haciendo que interaccionemos más con nuestros semejantes. El caso es que se comparten mucho más que la simple verdad, y es que de este material estamos hechos los hombres. Pero principio quieren las cosas, así que empecemos por donde debe. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.



No hay comentarios :