El error es la regla, la verdad es el accidente del error.

George Duhamel, escritor y poeta francés (1884-1966)

lunes, 26 de diciembre de 2016

‘Science’, 2016 (1)

Como otros años la prestigiosa revista Science ha elaborado una lista con los avances científicos más relevantes e innovadores a su entender, de los producidos en este año bisiesto que se nos va.

De la revista nada que decirle que usted ya no sepa o barrunte, pero aquí se lo dejo de todas formas a modo de recordatorio y para que no se tenga que molestar.

Revista Sciencie
Con casi ciento cuarenta años ya de historia casi ininterrumpida, fue fundada en 1880 en Nueva York contándose entre sus primeros responsables científicos e inventores.

Como el estadounidense Thomas A. Edison (1847-1913) y posteriormente el escocés Alexander Graham Bell (1847-1922), que actuaron como socios financieros del asunto, el primero con un aporte de diez mil dólares (10 000 $).

Y como primer director, el periodista científico John Michaels bajo cuya supervisión, el 3 de julio de 1880, salía a la venta el primer ejemplar de Science con doce (12) páginas de artículos sobre la posibilidad de ferrocarriles impulsados por electricidad.

Qué me dicen.

Poco después y tras algunas penurias económicas la publicación pasaba a formar parte de la Association for the Advancement of Science (AAAS), Sociedad Americana para el Avance del Conocimiento, y desde entonces siguen juntas.

Y por su último número publicado sabemos, precisamente, de esta especie de ‘Top ten’ de la ciencia.

Una selección de investigaciones que según esta publicación -para muchos la biblia de las biblias de la ciencia-, tiene un claro ganador y eso que han sido numerosos, importantes e impactantes los avances que ha habido, a lo largo de este periodo anual.

Y éste número uno no es otro, que la detección de ondas gravitacionales. Un descubrimiento que pocos pueden explicar que no haya sido considerado por la Academia Sueca del Premio Nobel, en su concesión anual.

En fin, estas cosas pasan.

Otros trabajos premiados
Pero el trabajo de investigación realizado por los científicos del observatorio LIGO en EEUU, es sólo el primero de las dos manitas de hallazgos científicos, ¿históricos? que la revista Science nos ofrece.

Para que se hagan una idea, entre otros estudios que quedaron finalistas este año se encuentran: el descubrimiento de un planeta parecido a la Tierra sólo que orbita en torno a su propia estrella, Próxima Centauri.

Un exoplaneta por tanto que tiene una temperatura que permitiría la existencia de agua líquida en su superficie.

También está AlphaGo, un programa de ordenador desarrollado por Google DeepMind, que derrotó en una partida a cinco juegos, a un profesional del juego de estrategia oriental ‘Go’. (Continuará)



No hay comentarios :