No es oro todo lo que reluce (El Mercader de Venecia).

William Shakespeare
, escritor inglés (1564–1616)

miércoles, 5 de septiembre de 2012

¿Qué tiene más potencia de aumento, un microscopio óptico o uno electrónico? [II]

(Continuación) Una relación que no es directa sino inversa: conforme menos longitud de onda tengan los fotones empleados para ver, más potencia de ampliación tendrá el instrumento con el que veamos.

A menor longitud mayor potencia. Cuando menos es más.

Pues bien, de esos instrumentos que el hombre ha inventado para poder cosas cada vez más pequeños, uno de ellos es el microscopio.

Y del que, para los intereses de esta entrada, sólo diremos que existen dos tipos: óptico y electrónico.

Microscopio óptico
Utiliza fotones de luz visible para formar las imágenes de los objetos pequeños. Es decir, para ver a través de ellos utilizamos la luz, sea ésta la natural del Sol o la artificial de un foco eléctrico.

Tiene un poder de resolución, o lo que es lo mismo, podemos distinguir objetos siempre que estén separados por una distancia de, al menos, 250 nm = 0,25 µm = 0,000 25 mm = 0, 000 000 25 m = 25·10-8 m.

Más cerca no sabríamos donde acaba uno y empieza el otro, los confundiríamos como uno sólo.

Una resolución bastante superior (≈ 400 veces) al del ojo humano, que es de 0,2 mm = 0,0002 m = 10-4 m.

Estos microscopios pueden producir, por lo general, un aumento de 1000 veces el tamaño original, teniendo su límite en unas 2000 veces. Lo que no está nada mal.

Pero como siempre ocurre, siempre hay uno que puede más que uno. En este caso se trata del microscopio electrónico.

Microscopio electrónico
 Es aquél que utiliza electrones, en lugar de fotones de luz visible, para formar las imágenes de los objetos pequeños.

Un cambio de proyectil que tiene su importancia y trascendencia, dado que la longitud de estas partículas elementales está comprendida entre

0,005 nm = 0,000 005 µm = 0,000 000 005 mm = 0,000 000 000 005 m = 5·10-12 m y los

0,0003 nm = 0,000 000 3 µm = 0,000 000 000 3 mm = 0,000 000 000 000 3 m = 3·10-13 m

Es decir bastante más cortas que la de la luz visible, por lo que su poder de resolución será mayor, recuerden el último de los conceptos básicos. A menor longitud de onda del proyectil, mayor potencia de aumento del instrumento óptico.

En concreto, con un microscopio electrónico podemos diferenciar objetos separados 0,003 µm, frente a los 0,25 µm del microscopio óptico y los 200 µm del ojo humano.

Un importante incremento en el poder de resolución, y un gran avance de la tecnología microscópica.

En lo que respecta a la potencia de ampliación, un microscopio electrónico puede llegar a ser hasta cinco mil (5000) veces más potente que el mejor de los ópticos.

De modo que echando las cuentas, los aumentos del microscopio electrónico con respecto al ojo humano pueden llegar a ser de más de un millón (1 000 000) de veces.

Lo que resulta realmente extraordinario. Y es que el hombre, a pesar de los pesares, es un animal muy, muy, inteligente. (Continuará)