Hemos descubierto e redondeado toda la redondeza del mundo
(6 de septiembre de 1522).

Carta de
Juan Sebastián Elcano al rey Carlos I desde Sanlúcar de Barrameda

viernes, 13 de junio de 2014

¿Qué pasó con el exoesqueleto?


No pudo ser. Para muchos, el tan anunciado invento del esqueleto inteligente, fue la gran desilusión de la ceremonia inaugural del Mundial de Brasil 2014.

El esperado saque inicial, realizado por un parapléjico vistiendo este artilugio, quedó casi en nada. El joven Juliano Pinto, ni se levantó de la silla ni caminó hasta el centro del campo, aunque eso sí, dio el puntapié inicial.

En apenas media docena de segundos el joven, ya de pie y sostenido por dos personas, pateaba de forma suave al Brazuka, para luego festejar sólo con su brazo derecho en alto por el éxito.

Mientras, un niño vestido de árbitro recogía el balón y se lo llevaba. Eso fue todo.


En fin. Estas cosas pasan.

Un sucedido por otro lado, o quizás por eso, que pasó casi inadvertido para las cámaras de televisión, a pesar de la enorme implicación científico-técnica del momento. Estas cosas pasan también

Habrá que esperar para saber el trasfondo del fallido intento.

Si fue debido a un problema de fechas, surgido de la precipitación por presentar tan revolucionario invento en el Mundial. O es de más calado y el exoesqueleto tiene problemas en su desarrollo tecnológico.

Tiempo al tiempo.



1 comentario :

un aficionado dijo...

¿Qué sabe del brazuka?