La balanza no distingue el plomo del oro.

Anónimo

lunes, 27 de febrero de 2012

¿Desde cuándo nos besamos?

Como ya se podrá imaginar, no disponemos de ninguna prueba científica ni del instante, ni del lugar en el que nuestros ancestros realizaron por primera este íntimo y compartido acto, hace millones de años.

De lo que sí tenemos prueba documental es de su primera mención. Un texto antiguo que data del 1500 aC., incluido en el Atharva-Veda, los textos sagrados en sánscrito que dan origen a la religión hinduista.

Y desde finales del siglo pasado, parece existir cierto consenso entre los antropólogos.

Besar era una práctica común en el noventa por ciento (90%) de las culturas del mundo. Una universalidad que hace pensar que se trata de una práctica humana con un origen genético y significado evolutivo.

Y aunque nos estamos refiriendo en particular al beso, no debemos pasar por alto que éste pertenece a una categoría más amplia de comportamientos similares, que incluye entre otros el frotamiento de narices o el olfatear a otra persona, para establecer afecto, intimidad, etcétera.

Lo que nos lleva a preguntarnos, ¿por qué nos besamos?


1 comentario :

Rebeca dijo...

Me gusta todo lo que esta escribiendo sobre el amor y el sexo