La Alhambra de Granada es la fuente de inspiración
más fértil de todas de las que he bebido.

M. C. Escher, artista neerlandés (1898-1972)

martes, 29 de septiembre de 2015

‘Doodle’ del agua en Marte (1)

Unos dos meses y medio han pasado desde el último doodle científico que les traje a este negro sobre blanco bloguero.

Ese tiempo más o menos pues hoy, martes 29 de septiembre de 2015, tenemos uno nuevo en nuestras pantallas informáticas, que también guarda relación con la astronáutica como el anteriormente mencionado, que celebraba la llegada de New Horizons al ya planeta enano Plutón.

Me refiero al del 14 de julio.

Bueno pues en este, el buscador de Google festeja el descubrimiento de agua líquida salada en Marte, el cuarto (4º) planeta del Sistema Solar, también conocido como el Planeta Rojo. Y que ya lo hemos enrocado.

Debe su color a la apariencia rojiza que le confiere el óxido de hierro que domina su superficie; y cuando digo de hierro lo dejo ahí, pues hay dieciséis (16) tipos de este compuesto químico.

Y su nombre, al del dios romano homónimo de la guerra, hijo de Júpiter y de Juno. Un dios prolífico desde el punto de vista etimológico pues no sólo da nombre al planeta.

El segundo o tercer día de la semana (en función de la religión, el calendario o la región de referencia), también se llama martes en su honor. Y el ahora tercer (una cuestión calendaria) mes del año, marzo, tres cuarto de lo mismo.

Bueno pues en Marte, parece ser que se ha hallado agua. Un hallazgo que si tenemos algo de memoria no nos debe sorprender, pues no es la primera noticia que tenemos de ello. La ciencia ya nos ha dicho y en más de una ocasión, que tiene evidencias de la presencia de agua allí.

El matiz diferenciador, un importante matiz en este caso, viene de la mano de las más que probables implicaciones que pueda tener la existencia del agua marciana, en la búsqueda de vida fuera de nuestro planeta.

De ahí el doodle de Google.

Un doodle animado...
Una modificación del recientemente modificado logo, en la que el famoso buscador ha reemplazado el diseño. Y ha dibujado el espacio del fondo (supuestamente la Vía Láctea) de color violeta y sustituido una de sus letras, la segunda “o”, por el “planeta rojo”.

Un cuerpo celeste que cobra vida, gira sobre sí mismo, y se convierte en la cabeza de una persona que, oh cielos, es justo cuando empieza a beberse un vaso de agua (azul) con una pajita. Una especie de oportuno guiño acuoso y humorístico.

Pero, claro, las coincidencias no existen.

Como siempre ocurre con el logotipo del megabuscador, se trata de un reconocimiento al reciente hallazgo que, al decir de algunos, son “pruebas sólidas” de la existencia de agua líquida, perdonen el juego de palabras con los estados de agregación de la materia.

Pero a lo que iba. Todo me parece bien pero, no me acabo de fiar.

...Y una opinión desanimada
No, porque es la enésima vez que oigo “es segura la existencia de agua marciana”. Seguido de un, “podría determinar la existencia de algún tipo de vida microscópica en Marte”. Y por supuesto, tras lo dicho, el inevitable “se hace imprescindible continuar su búsqueda con nuevas exploraciones espaciales”.

Ya. Y no es que esté mal. No me malinterpreten.

Lo malo es que llevo media vida leyendo, viendo y oyendo en los medios de comunicación, y cada diez (10) años más o menos, que en veinte (20) años viajaremos seguro al planeta ¿Comprenden por dónde voy?

Nací a mediados del siglo pasado y me temo lo peor.

Aunque también he de decirles que comprendo estos esfuerzos de la NASA y sus científicos, por poner “en el candelabro” de la actualidad los temas espaciales. Es todo tan caro, y es tan larga la crisis económica, que toda publicidad y concienciación de la ciudadanía, viene bien.

Bueno pues Google, con su simpático doodle, colorido, dedicado y animado, ha puesto su ración de polvo de estrella, perdón, granito de arena, en la causa exploradora. (Continuará)




No hay comentarios :