Las leyes de la matemática no son meras invenciones o creaciones humanas. Existen independientemente del intelecto humano.

M.C.Escher
, artista neerlandés (1898-1972)

lunes, 10 de abril de 2017

Reconocimientos para María S. Merian

Como ocurre con todo lo humano, el reconocimiento hacia esta Hacedora de la Ciencia tuvo sus picos de sierra.
Y si bien es cierto que llegó a ser la entomóloga más citada del siglo XVIII, no lo es menos que durante todo el siglo siguiente y buena parte del XX fue totalmente ignorada. Un ostracismo del que empezó a salir en los últimos años del pasado siglo.
Lo que no implica que a lo largo del tiempo, y con mayor o menor profusión, su trabajo haya sido reconocido de una manera u otra. Estas cosas pasan.
Y para empezar el listado de recuerdos lo hago con uno inmaterial, con un gesto. Nadie en la actualidad duda que, María Merian, sea una de las más importantes pioneras de la entomología moderna.
Tampoco han faltado detalles materiales, vean si no:
Uno de los sellos postales alemanes de la serie ‘Mujeres en la historia alemana’ lleva su rostro. Editado en 1987, estamos de trigésimo (30 º) aniversario por tanto, tiene un valor de 0,40 marcos.
También son varias las escuelas y centros docentes que en Alemania llevan en su honor el  nombre de María S. Merian.
Y su rostro forma parte de la cara anterior del billete de 500 marcos alemanes. Uno de color rosa editado en 1991, les estoy hablando, claro, de antes de la entrada del euro. Se trata de una serie emitida a partir de 1989 y basada en personajes históricos importantes de la vida del país.
El “María S. Merian”
Ya en el siglo XXI, por mis indagaciones es el último reconocimiento que ha recibido, en enero de 2005, la ciudad de Warnamünde botó un barco con su nombre, el “María S. Merian” perteneciente al Instituto de Investigación en el Mar Báltico.
Se trata de un buque de noventaicinco metros (95 m) de eslora equipado con tecnología punta, cuya su misión es recabar información de los ecosistemas costeros y de las profundidades del mar. Una misión en busca de la historia de nuestro planeta.
Un nuevo instrumento para escudriñar los secretos del mar, que son, al fin y al cabo, nuestros secretos. Teniendo en cuenta el nombre que lleva escrito en su proa, seguro que tendrá éxito.



1 comentario :

Anónimo dijo...

Muy entretenido y divulgador su entrada sobre M. S. MErian