Comprender es difícil. Pero una vez que se comprende, la acción es fácil.

Sun Yat-Sen
, estadista e ideólogo chino (1866-1925)

domingo, 2 de mayo de 2010

¿Por qué los eclipses dañan la vista? (I)

Antes de contestar la pregunta conviene hacer un par de precisiones. La primera es causal, o sea, referida al propio eclipse.

Hay que aclarar que estamos hablando sólo de los eclipses solares.

Los eclipses lunares no causan daños a nuestros ojos cuando los miramos.

¿Qué es un eclipse solar?
Es un suceso astronómico que tiene lugar cuando la Luna se encuentra interpuesta entre el Sol y la Tierra.

Una alineación, en el mismo plano, de los tres cuerpos celestes que produce el efecto de ocultarnos la visión de nuestro astro.

Un fenómeno que es consecuencia de una de las propiedades de la luz: su propagación en línea recta.

La ocultación puede ser total o anular en función del lugar que ocupe la Luna en su trayectoria alrededor nuestro.

Bueno de eso y de una coincidencia numérica. Verán porqué les digo esto.

Como sucede que el diámetro del Sol es cuatrocientas (400) veces mayor que el de la Luna,

D SOL = 400 D LUNA

pero ésta se encuentra unas cuatrocientas (400) veces más cerca de la Tierra que del Sol,


d S-L = 400 d L-T

se produce una curiosa coincidencia geométrica.

Que propicia que se igualen sus tamaños, haciendo que el disco lunar, en ocasiones, pueda ocultar al Sol de forma total o parcial, al tener el mismo tamaño relativo.

Si en el momento del eclipse la Luna está en el perigeo -posición más cercana a la Tierra, unos 357 000 km, la distancia mínima- entonces el disco lunar tapa todo el Sol.

Se ha producido un eclipse total.

Pero si, por el contrario, está en el apogeo -posición más alejada de la Tierra, unos 406 000 km, la distancia máxima - entonces, y dado que ahora su diámetro relativo es menor que el del Sol, al pasar frente a él no lo cubre por completo.

Deja sin tapar una especie de anillo que es el que le da nombre, eclipse anular. Sencillo como ven. Mera geometría.

Y hasta aquí lo que concierne al eclipse.

La segunda precisión a la que hacía referencia, tiene que ver con los efectos ¿Por qué los eclipses dañan la vista?

¿Qué efectos producen los eclipses a quienes los observan?
Vaya por delante que el eclipse, como tal, no produce ningún daño a la vista, como usted ya se puede imaginar.

Lo que produce daño es observar el Sol de forma inapropiada. Un acto que siempre es peligroso para los ojos, aunque no haya eclipse.

Y lo es porque el Sol emite, entre otras, radiaciones ultravioletas (UV). Unas radiaciones electromagnéticas que son, lo suficientemente energéticas, como para quemar la retina y provocar un daño irreversible en el ojo.

Y lo peor es que lo hace sin que nos demos cuenta. Ése es el peligro.

Como no tenemos células receptoras, sensibles al daño que nos produce en esa región del ojo, al mirar directamente al Sol durante un eclipse, nos podemos estar quemando la retina, sin darnos cuenta.

No sentimos ningún dolor. (Continuará).