Nací para el fútbol como Beethoven para la música.

Pelé
, exfutbolista brasileño (1940)

miércoles, 16 de septiembre de 2015

AC/DC, las corrientes eléctricas (1)

Y ya llegó la semana. Y con ella el compromiso de relacionar el grupo musical AC/DC, con los científicos N. Tesla y T. A. Edison y con una denominada “Guerra de las corrientes”.

Pero para ello convendrá proceder con cierto orden.

De nuestros tiempos escolares recordamos que AC/DC es la abreviatura en inglés (alternating current / direct current), de “corriente alterna (CA)/ corriente continua (CC)”, expresiones con las que se conocen a las dos clases que básicamente utilizamos.

AC, la corriente eléctrica alterna
Una la alterna (CA), es a la que conectamos los diferentes y numerosos electrodomésticos, pues es la que llega a nuestros hogares. En la actualidad lo hace con una tensión de doscientos veinte voltios (220 V) y una frecuencia de cincuenta hercios (50 Hz).

Es también la que utilizamos en la inmensa mayoría de maquinarias industriales, si bien con diferentes valores, y se produce en grandes centrales (hidroeléctricas, térmicas, nucleares, etcétera) por medio de generadores electromagnéticos llamados alternadores.

Desde el punto de vista científico dicha corriente es un movimiento variable de cargas eléctricas (electrones), que cambian su intensidad y sentido de manera periódica. Se trata de un movimiento en el que no hay transporte neto de materia.

En puridad es un movimiento periódico, que es aquél de aceleración variable (a ≠ cte) y cuyas magnitudes características se repiten a intervalos regulares de tiempo.

La periodicidad de la corriente alterna más frecuente es la senoidal, si bien existen aplicaciones en la que interesa que ésta sea triangular, cuadrada, etcétera y que seguro habrán visto representadas.

CC, la corriente eléctrica continua
Otra es la continua (CC), que nos proporcionan generadores electroquímicos como pilas y baterías, con un voltaje variable de uno coma cinco voltios (1,5 V), tres voltios (3 V), cuatro como cinco voltios (4,5 V),..., doce voltios (12 V), etcétera. Ya sabe también para qué las empleamos.

Pero las diferencias con la alterna no quedan solo en el voltaje.

En este caso existe un transporte neto de materia por el que las cargas (electrones) se desplazan siempre en el mismo sentido. Que, ¡ojo!, es de negativo a positivo del generador electroquímico, en el circuito eléctrico, ya que me refiero al movimiento real de los electrones.

Otra cosa es el sentido de la corriente, que por convenio se ha tomado de positivo a negativo. No conviene confundirlos.

Y en lo que respecta a su intensidad, sólo diremos aquí que ésta puede ser constante o variable, sin entrar en más detalles pues no hace al caso.

¿Qué cuál es mejor de las dos? Pues no tengo respuesta. De hecho es probable que no exista. Es evidente que cada una tiene su utilidad. Lo que sí les puedo decir es lo que ya les he referido en otras ocasiones: el hombre es un animal muy listo.

Un animal muy listo, el hombre
No ya por lo dicho hasta aquí, sino porque en lo que concierne a las corrientes, ha (hemos) dado varios pasos más. Y ha (hemos) aprendido mucho.




No hay comentarios :