No me podéis expulsar ¡Yo soy el surrealismo!

Salvador Dalí
, pintor surrealista español (1904-1989)

miércoles, 11 de marzo de 2015

Medicina sin engaños (y 2) [Libro Recomendado-072]


Desde la psicología y psiquiatría con sus métodos (hipnosis) y dificultades para superar el método científico. Pasando por las medicinas naturales (fitoterapia, naturopatía, parto casero, hidroterapia, ingesta de agua de mar), la diluida homeopatía y una de sus hijas bastardas, las flores de Bach.

Hasta las medicinas “tradicionales” orientales y otros cuentos, como la china acupuntura y sus hijas ilegítimas, entiéndase: auriculoterapia, reflexoterapia, EFT-Tapping o acupresión.

Pero no toda esta sabiduría queda en China. Japón también tiene su parte del milenario saber curandero. La medicina tradicional japonesa se llama reiki y su versión de la acupuntura atiende al nombre de shiatsu.

Y no se puede quedar fuera de este listado de medicinas tradicionales, un país como la India; de ella son los libros sagrados conocidos como vedas con sus propias variantes pseudomédicas. O las medicinas tradicionales de origen sudamericano o amerindio. Otro cuento indio.

No ya tan tradicional, pero igual de pseudocientíficas, son algunas más que dudosas técnicas de rehabilitación que rodean a la fisioterapia en la actualidad. Ahí van algunas: la quiropráctica, la osteopatía, la técnica de Alexander, la de Feldenkreis, la terapia Bowen, el drenaje linfántico, la terapia Marma y Rolfing, la kinesiología, la terapia neural, el toque terapeútico, ...

Sin olvidarnos de las pulseras de silicona o metal , las cintas adhesivas de colores para los músculos que llevan algunos deportistas y los imanes curalotodo. Si se quieren enterar de la verdad del barquero, de este tenderete de la ignorancia y el timo, no se pierdan estos capítulos.

El último capítulo, el duodécimo o doceavo al decir del ministro logsero, está dedicado: al uso de estas falsas alternativas médicas para el tratamiento del cáncer; la justificación del no uso de las vacunas; los negacionistas del sida; la sensibilidad química múltiple; la electrohipersensibilidad; y el novedoso MMS. Un peligro cierto como pueden comprender.

[No hay idea estúpida, por más absurda o inverosímil que parezca, que no encuentre creyentes, seguidores, defensores y aprovechados. Ley de hierro de las pseudociencias]

De la introducción, el epílogo y otros
La introducción, de título 'Conectando los puntos', decirles que es extensa, justificadora y justificativa, y que se la puede bajar en PDF gratis. Una gran introducción.

El epílogo, 'Decálogo para evitar pseudomédicos', es eso. Unos breves consejos para comprobar qué de efectiva es la terapia que le están vendiendo, y si le interesa dejarse ahí su salud y/o cuenta corriente.

Aunque en todos los capítulos aparecen, a modo de notas, las fuentes utilizadas por el autor para su desarrollo, sean éstas libros, artículos o páginas webs, al final del libro se desglosa una bibliografía de libros y blogs de lo más recomendable.

De modo, lo dejo ya aquí, que a Mulet no se le ha quedado (casi) nada en el tintero.

Medicina sin engaños es un libro muy bien documentado, que está escrito no sólo con rigor sino con humor e ironía personal. Una conjunción de circunstancias que lo hacen ameno y fácil de leer.

Sí, es un libro para tener siempre a mano y de lectura imprescindible.

[No hay cosa más terrible que ver la ignorancia en acción. J. W. Goethe, filósofo alemán (1749-1832)]



1 comentario :

una seguidora dijo...

Debería reseñar más libros o comentar los que utiliza para sus entradas