Un hombre siempre puede tener el control de su tiempo alegando que tiene negocios; a una mujer no se le permite tal excusa.

Mary Somerville
, científica escocesa (1780-1872)

miércoles, 1 de octubre de 2008

¿Por qué este mes se llama octubre?


Como en el caso del pasado mes de setiembre, se trata de una paradójica cuestión de orden o de una paradoja ordinal. Como quieran ustedes.

El caso es que el mes ha conservado su original nombre de la época de Rómulo, que significa octavo (del latín october), cuando en realidad es el décimo mes según el calendario juliano.

Bueno, ya están al tanto de estas incongruencias que suele tener el hombre y de las que, en anteriores entregas, hemos dado cumplida explicación.

Como setiembre, el mes de octubre viene simbolizado por las tareas que marcan esta época estacional, a saber, la siembra y la vendimia, y así se le representa. Y poco más que decir.

Bueno, sí. Tenemos una entrada de Música y Ciencia asociada al mes. Nada menos que un directo de Amy Winehouse.


2 comentarios:

elperejil dijo...

Octubre siguió siendo el octavo mes muchísimo después de Rómulo. De hecho, en la antiguo Roma el años empezaba en marzo (el mes de Marte, de la guerra) porque era cuando, tras el invierno, comenzaban las campañas militares y, para ello se nombraban los nuevos cónsules. Y esto ya ocurría durante la época del calendario juliano.
Posteriormente, dada al gran lejanía de los nuevos objetivos militares se atrasó el nombramiento de cónsules y la partida de los ejércitos hasta enero, haciendo comenzar ahí el año (Numancia fue uno de esos casos en que el año empezó en enero)
La historia, luego, no es tan lineal, pues otros emperadores (e incluso países posteriores a Roma) volvieron a llevar el comienzo del año a Marzo.
Fue en el calendario Gregoriano cuando se fijó en enero (junto a otras cosas), pero eso tampoco equilibró todo pues su adopción fue lenta y dispar, y hasta comienzos del siglo XX aún hubo países en Europa que se regían por el juliano (con lo que los meses y días eran otros).

Para más aconsejo, "El tiempo en la historia" de Whitrow.

Carlos Roque Sánchez dijo...

Agradezco mucho su comentario. Es de lo más interesante.
Hasta cuando quiera.