Un hombre que dedicase toda su vida a ello,
quizás lograra representarse una cuarta dimensión.

Henri Poincaré, filósofo y científico francés (1854-1912)

martes, 18 de agosto de 2015

Programa Soyuz

(Continuación) El segundo componente, queroseno RP-1 (Petróleo Refinado 1), ya se lo habrá imaginado, es el que actúa como combustible en los motores propulsores de los cohetes espaciales. Es decir, es el material que en su oxidación violenta libera mucha, mucha, energía.

Esa es la pareja.

Y del maridaje de los términos queroseno o keroseno y LOX surge el palabro Kerolox. Nombre común para cierta combinación de combustible y comburente, que se utiliza para propulsar los cohetes espaciales.

Como el Falcon 9, que por desgracia ya no existe. Aunque viene de camino su relevo.

Mientras, para poder viajar hasta la Estación Espacial Internacional (ISS), deberemos hacerlo en una cápsula rusa Soyuz, la única forma material por ahora, de llegar hasta ella.

Programa espacial Soyuz
Fue creado por el ingeniero soviético Serguéi Koroliov (1907-1966), principal diseñador del programa espacial soviético durante la carrera espacial de mediados del pasado siglo XX.

Para que se haga una idea del más que importante papel que jugó Koroliov, les diré que viene a ser el equivalente soviético del ingeniero aeroespacial alemán, nacionalizado estadounidense, Wernher von Braun (1912-1977). No les digo más.

Curiosamente este término Soyuz, que significa ‘unión’, designa tanto al programa aeronáutico, como a la nave espacial y al cohete que la impulsa y coloca en órbita. Un programa de largo recorrido en el tiempo, pues arrancó en abril de 1967 con el Soyuz 1, el primer vuelo tripulado.

Una primera misión fallida trágicamente, pues la nave se estrelló contra el suelo, muriendo su único tripulante, Vladímir Komarov. No se puede decir que sea el mejor de los comienzos deseables.

Desde entonces, han transcurrido cuarenta y ocho (48) años, todas las naves Soyuz han sido lanzadas desde el mismo sitio, el Cosmódromo de Baikonur actualmente en Kazajistán.

Y han sido utilizadas con diferentes fines. Diseñadas para misiones tripuladas a la Luna en el marco de los programas Zond y N1/L3, se han incluido también en misiones científicas de la Agencia Espacial Europea (ESA) y de la sonda Mars Express.

Y así han transportado tripulaciones -hasta tres (3) astronautas- a las estaciones espaciales Salyut, Mir y Estación Espacial Internacional. Una vez cumplida la misión regresan a la Tierra en un viaje que dura, aproximadamente, una media hora.

En la actualidad, por las circunstancias ya sabidas, las cápsulas rusas Soyuz, son el principal medio de transporte de pasajeros hasta la ISS.

Pero por si usted, como yo, es uno más de los simples mortales que nunca llegará a montarse en una nave espacial, le traigo un regalito visual. Una forma virtual, eso sí, de viajar en la Soyuz hasta la estación.

Viajando a la Estación Espacial Internacional
Yo se la muestro aquí, en Enroque de Ciencia, pero quien la ha realizado es Sploid. Consiste en un vídeo-montaje que combina secuencias de anteriores vídeos tomados en los últimos años.

En él podemos ver un vuelo completo a bordo de una de estas legendarias cápsulas, pues comienza en el lanzamiento y termina en el interior de la ISS, después de que la cápsula se ha acoplado con éxito a la estación.


Es lo más próximo que muchos podremos estar de un vuelo como éste.



No hay comentarios :