La religión es la cultura de la fe, la ciencia lo es de la duda.

Richard Feynman, físico estadounidense (1918-1988)

lunes, 20 de septiembre de 2010

¿Es lo mismo dirección que sentido? (I)


La cuestión que les traigo hoy me parece oportuna y, pienso que lo es, por doble motivo. Uno intrínseco. Ya conocen la vocación de servicio social, en este caso divulgativo-científico, con la que nació el blog.

Y otro extrínseco. La semana pasada nos enterábamos por la prensa, que la señora esposa de un general del Ejército de Tierra era detenida por la Policía y la Guardia Civil. La razón, conducir a lo largo de dos kilómetros en dirección contraria.

Aunque la noticia tiene otras vertientes informativas no exentas de enjundia y calado, nosotros nos quedaremos aquí. En concreto en que condujo “en dirección contraria”.

Porque, ¿es lo mismo dirección que sentido? ¿Se puede ir en dirección contraria?

Por lo que leemos, para los periódicos, parece ser que sí. Que no hay distinción.

Pero, ¿qué es ir en dirección contraria?

Para intentar encontrar una respuesta correcta, debemos recordar que dirección y sentido, son dos términos con significados científico-técnicos, aunque los utilicemos de forma coloquial.

Y no es infrecuente que, a menudo, no coincidan el lenguaje cotidiano de la calle y el científico de los centros académicos ¿Entonces?

¿Qué dice la ciencia?
Como no puede ser de otra forma, desde diferentes campos del conocimiento la respuesta es única y clara: No es lo mismo dirección que sentido.

Dirección, es la línea recta en la que se mueve un objeto y sentido, cada una de las dos posibilidades que podemos tomar en cada dirección.

Desde las matemáticas, el concepto de vector las recoge junto a la intensidad o módulo. Recordemos del colegio que un vector (sí, eso parecido a una flecha) viene definido por tres características: módulo, dirección y sentido.

Módulo es la longitud del vector, dirección la recta sobre la que descansa y sentido hacia dónde va dirigido en esa recta (hacia donde apunta la punta de flecha). Es fácil.

Por eso estarán conmigo que, confundir dirección con sentido, no es un asunto menor. Y que sobrepasa el rango de anécdota, alcanzando el de categoría. Se trata de un error grave que exige un ajuste grueso.

Y ya de la que va, una apostilla más. La misma ciencia también nos dice que el calificativo de “contraria” no es el correcto.

Lo suyo es “opuesta”. No es lo mismo contrario que opuesto.

Aunque no incidiremos en este matiz, tan sólo recordar que, opuestos, son dos números del mismo valor absoluto pero distinto signo. De modo que sumados producen el elemento neutro para la suma, el cero.

Por ejemplo 9 y -9 son opuestos y nunca se usa para este concepto el término contrario. Los profesores de matemáticas lo saben bien y corrigen a sus alumnos en este punto.

Por otro lado matizar que en cálculo vectorial o cuasivectorial, se utiliza esta nomenclatura y, así, se habla de vectores opuestos. Son los dos vectores que podemos dibujar sobre una misma dirección.

Y por convenio, a cada uno de estos dos sentidos se le asigna un valor positivo (>0) o negativo (<0).

Naturalmente dos vectores de sentido opuesto pueden producir el vector cero. Lo que nunca podrían dos vectores de distintas direcciones.

Estarán conmigo en que, confundir contrario con opuesto, puede pasar por ser un asunto menor. Y que se queda en anécdota. Un error leve por tanto, que exige sólo de un ajuste fino.

¿Qué dice la RAE?
Aunque son varias las acepciones que el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) ofrece para cada término, nos quedamos con éstas:

Dirección.- 10. f. Línea sobre la que se mueve un punto, que puede ser recorrida en dos sentidos opuestos.

Sentido.- 11. m. Geom. Cada una de las dos orientaciones opuestas de una misma dirección.

Como pueden apreciar el diccionario hila fino en lo que concierne al sentido (utiliza el adjetivo “opuestas” y no contrarias), si bien deja en el aire un detalle con relación a la dirección. (Continuará)

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. A mí también me gusta expresarme con propiedad, aunque en este caso es imposible si nos ceñimos al ámbito coloquial cotidiano. Lo curioso es que la RAE no parece haber salido a la calle. La gente dice que se dirige a algún lugar; cuando digo u oigo eso pienso que se inicia o continúa un recorrido desde el punto actual al destino citado. Eso sería un vector, pero el lenguaje no lo contempla. Si estoy en Madrid y quiero ir a Segovia en un taxi, al montar le diré al taxista que se "dirija" a Segovia. Si cuando nos estamos "dirigiendo" me doy cuenta de que he olvidado algo en Madrid, le diré que cambie el "sentido" y vuelva. ¿Cuál es el verbo relacionado con el concepto de sentido? ¿Sentir?

Dareka De Monkey dijo...

El sentido del que estas hablando es un Adjetivo no un verbo

jony dijo...

Lo primero, es un nombre, no un adjetivo. Lo segundo, déjalo, no has entendido nada.