La vida imita al arte mucho más que el arte imita la vida.

Oscar Wilde, escritor irlandés (1854-1900)

martes, 6 de noviembre de 2018

‘La esquina de los besos’ (1)

Por si no cae en este momento le pongo al corriente. El titular responde al nombre que el conocido dibujante Ángel Idígoras (1974), le puso a un bello e inspirador grafiti , el mismo que hace ya unas semanas, perdón por el retraso, dibujó de manera altruista en una de las calles de la malagueña barriada de Lagunillas.
Tan colindante ella con el centro histórico de la ciudad y sin embargo, históricamente, tan ‘olvidadita’. Puesto a pensar, pues como el poeta, ya saben por dónde voy.
Un grafiti que en principio no era más que una forma como otra, de colaborar con una de las pocas asociaciones particulares dedicadas a atender algunas de las muchas carencias de las que adolece el destartalado enclave. Solo y nada más que eso pretendía ser el dibujo.
Un intento por llenar de arte los desconchados y agrietados muros y las grises y destartaladas paredes de esta céntrica pero descuidada zona. Éste del que le escribo hoy estuvo en una esquina de la calle Huerto del Conde solo un par de semanas y es que, por desgracia, el autor decidió borrarlo.
Una obra de arte urbano, que eso es ni más ni menos un grafiti, de cuyo contenido y continente ha de saber que estaba muy bien. Pero claro es sólo mi opinión, mi prescindible parecer, y qué sabré yo de grafitis pensará usted no falto de razón.
Así que para que se haga una idea correcta y adecuada le diré que la parte gráfica del mismo, estaba basada pictóricamente en la mítica fotografía de ese tan famoso como controvertido beso de mediados del siglo pasado, y realizada en la ciudad de París.
Y aunque el dibujo de Idígoras no era más que una reproducción, lo cierto es que la había realizado llevándosela magistralmente a su terreno, vamos que estaba pictóricamente “malagueñizada”.
Y en lo que toca a la parte textual, en él se reproducía un primer verso de todo un premio nobel español de literatura. O sea, que desde el punto de vista cultureta estará conmigo que el grafiti estaba bastante bien. Entonces, si es así, ¿por qué decidió el artista borrar su grafiti?
¿Por qué decidió el artista borrar su grafiti?
Para poder contestarle a esa pregunta, me veo en la necesidad de profundizar en el contenido del mural, de modo que empiezo por el dibujo. Como seguro habrá reconocido en él, se trata de una recreación de la famosa y polémica fotografía en blanco y negro ‘El beso’, realizada en 1950 por el fotógrafo francés Robert Doisneau (1912-1994). (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.



No hay comentarios :