En junio el día veintiuno es largo como ninguno.

Refranero castellano

jueves, 8 de marzo de 2018

Si quieres quitarte la borrachera, enamórate (1)

(Continuación) Además y a fin de cuantificar este efecto, midieron el tiempo máximo que las ratas de cada grupo podían mantenerse en posición invertida.
Y mientras que las que estaban sobrias lo hacían entre diez y quince segundos (10-15 s), las ebrias solo podían estar durante dos segundos (2 s), y las que tenían inyectada oxitocina alrededor de diez segundos (10 s).
Sin duda alguna la hormona paliaba o bloqueaba los efectos de la intoxicación del alcohol, ya que ambas sustancias interactúan de manera directa.
De forma que la primera impide a la segunda que actúe en aquellos lugares del cerebro, la subunidad receptora de GABA, que están vinculados a efectos de la intoxicación alcohólica como la deficiencia motora del animal.
Pero claro, esto es con ratones ¿Será lo mismo con seres humanos? ¿En qué forma podríamos “meter” la oxitocina en nuestro organismo? ¿Habría que cambiar el títular de ‘Si estás borracho, oxitocina’, por el de ‘Si quieres quitarte esa borrachera, enamórate’?
O incluso ¿Bastará con tomar previamente oxitocina, para poder beber sin riesgo de emborracharnos? ¿Significa que si estamos enamorados podemos beber tranquilamente, ya que no nos emborracharemos? ¿Va a ser entonces el amor más sano que nunca?
De ratas a humanos
En este sentido Michael Bowen, uno de los coautores del trabajo, se muestra parcialmente optimista. En su opinión, conocidos los efectos que en los roedores produce la oxitocina respecto al alcohol, el reto está ahora en traducir esos descubrimientos para el tratamiento de seres humanos.
Porque de poderse trasladar, estaríamos ante un potencial medicamento que posibilitaría grandes avances en la lucha contra el alcoholismo. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.



No hay comentarios :