Un organismo se alimenta de entropía negativa.

Erwin Schrödinger, físico austríaco (1887-1961)

lunes, 26 de marzo de 2018

“Gripe española” o Dios está en los detalles

(Continuación) De hecho dicha forma de denominar a las gripes sólo se dejó de utilizar, perdonen pero les hablo de memoria, en la pandemia de 2009 cuando las autoridades aztecas se opusieron al nombre de “gripe mexicana”. Se ve que eran de la opinión que es el diablo quien se esconde en los detalles, sin duda un signo más de los tiempos que corren y esa su inexcusable exigencia de un lenguaje políticamente correcto.
Pero yendo a lo que nos trae, según esta segunda línea de pensamiento digamos “buenista”, la denominación de “gripe española” tiene su lógica, analicémoslo. Su (1) primer episodio grave conocido en todo el mundo, ocurrió en el entorno de Madrid entre mayo-junio y principios de julio del año 1918. (2) Además, a diferencia del resto del mundo, aquí se pudo informar sobre el mismo con cierta libertad y (3), para más inri, de ella escribieron periodistas y científicos de medio mundo.
Entonces y aunque no se iniciara aquí, si va acompañada de estas circunstancias, ¿por qué no llamarla “gripe española”? ¿Qué tiene de malo su uso?
‘Ad maiorem Dei gloriam’
Como pueden ver podríamos estar ante otro esquema de pensamiento bienintencionado y actuación social y política supuestamente correcta, dentro del marco del buenismo y que vendría a ser el detalle tras el que, en este caso, estaría Dios y no el diablo.
Recuerden el refrán anglosajón “El diablo se esconde en los detalles” y su malintencionada interpretación, muy parecida a la que utilizó el inglés Shakespeare en El Mercader de Venecia (1600), cuando en el primer acto de la escena III hace decir a uno de los personajes: “El mismo diablo citará las Sagradas Escrituras si viene bien a sus propósitos”. Algo así como aquello de “Dios escribe recto con renglones torcidos” y que me retrotraen a mis tiempos de adolescencia y juventud.
Por lo que mejor escribo sólo hasta aquí, no sea que estos mis renglones empiecen a torcerse más de lo debido y la escritura no resulte tan recta como pretendo. Digo lo de “sólo hasta aquí” más que nada por la atribuida e ignaciana expresión, que el santo de Loyola tanto repetía en sus escritos: ‘Ad maiorem Dei gloriam, AMDG’, que por otro lado es el lema de la orden religiosa católica la Compañía de Jesús, vulgo jesuitas. A la mayor gloria de Dios, porque Dios está en los detalles.
“Dios está en los detalles”
Es más que probable que la cita le resulte conocida en boca del arquitecto y diseñador industrial germano-estadounidense Ludwig Mies van der Rohe (1886-1969), un auténtico promotor del minimalismo (“Menos es más”) que no ve contradicción alguna en relacionar los detalles, las partes, lo humano, con Dios, el todo, lo divino.
Para él tiene suma importancia y trascendencia el hecho de tomar en cuenta y profundizar en los elementos clave, es decir en aquellos que diferencian, y hacerlo, si no de forma ingenua sí al menos  bienintencionada, basándose en el diálogo y la tolerancia. Una postura intermedia entre dos acepciones extremas: una de carácter tendente a lo despectivo y satírico del término buenismo, y otra que tiende a confundirlo con la virtud de la bondad. No, ni tan chato ni tan narigudo que decía mi tata.
De los proyectos de Rohe destacar, tanto de los arquitectónicos como de los diseños de mobiliarios, su estilo basado en líneas rectas y simples como la de la silla MR, uno de sus proyectos más afamados con estructura de acero y forma derivada de las modernas mecedoras de hierro del siglo XIX. Precisamente en una de estas sillas fue fotografiado mientras fumaba un puro.
Conocida gracias a él, pero en realidad la frase “detallista” es muy anterior. Ya un siglo antes, “Le Bon Dieu est dans le détail”, se atribuía al escritor francés Gustave Flaubert (1821-1880), que no es que fuera un moralista precisamente pero que se esforzaba y conseguía magistralmente mostrar la vida tal como la percibía. Y lo hacía captando los detalles con los que construía sus personajes. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.

ÍNDICE


No hay comentarios :