Verán, lo que ha dicho el Sr. Einstein, en realidad, no es tan tonto.
(A los 19 años de edad, tras oírle en una conferencia).

Wolfgang Ernst Pauli
, físico austriaco (1900-1958)

lunes, 12 de febrero de 2018

Galio, Galia y Lecoq (1)

(Continuación) Siguiendo la tendencia contemporánea imperante en toda Europa, de denominar a los nuevos elementos descubiertos con los nombres de las localidades o los estados donde eran descubiertos, no es de extrañar que Lecoq, cuando descubrió en 1875 al eka-aluminio de Mendeleyev, lo llamara galio.
Arriba, en la imagen correspondiente a la tabla periódica de 1871creada por Mendeleyev, podemos ver en el grupo III y debajo del aluminio, un hueco que correspondería al escandio Sc y debajo de éste el del eka-aluminio.
Galio de Galia
O lo que es lo mismo del latín Gallia, que es el nombre con el que era conocido en la antigüedad la actual Francia. Así que galio de Galia.
No debemos olvidar que estamos en pleno fervor nacionalista y que unos años antes en Estocolmo, el químico sueco
Carl Gustaf Mosander (1797-1858) y otros varios en la Universidad de Upsala habían procurado que algunos nuevos elementos descubiertos en Suecia, llevaran nombres de las localidades donde habían sido encontrados.
Sirvan de ejemploentre otros muchos los casos de erbio (Er) y terbio (Tb), ambos descubiertos en 1843 por Mosander en la localidad sueca de Ytterby, y eso faltaban bastantes años para que llegara el último cuarto del siglo XIX, cenit del nacionalismo europeo.
Así que, como les decía más arriba, no es de extrañar que Lecoq lo llamara patrióticamente con ese nombre, cuando en 1875 lo presentó en la Academia Francesa de las Ciencias.
Un acto en el que manifestó que a pesar de que su búsqueda había comenzado quince (15) años antes, no había sido hasta febrero de 1874 cuando, tras manipular cincuenta y dos kilogramos (52 kg) de roca, pudiera aislar unos cien miligramos (100 mg) de galio.
Muy poca cantidad, pero más que suficiente para ser detectada mediante la moderna técnica de la espectroscopía óptica.
Así que por lo dicho, el nuevo elemento químico descubierto se llamó galio por Galia y en honor a Francia según el mismo Lecoq. Ya. Pero no es menos cierto que no todos pensaban lo mismo, sobre la auténtica razón del nombre. Siempre ha habido personas aviesas. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.




No hay comentarios :