Ya no existen las matemáticas en Gotinga.

David Hilbert
, matemático alemán (1862–1943)

martes, 9 de enero de 2018

Rudolph, el reno. Ciencia y hocico rojo (y 3)

(Continuación) Y que algunos lo llaman divulgación científica oportunista que no es que esté mal, no quiero decir eso en absoluto.
En absoluto porque si bien y por lo general, estos estudios no son ciencia de primer nivel, lo cierto es que son curiosidades que suelen llamar la atención del público en general, y ésa es una circunstancia que hay que aprovechar. Divulga que algo que queda.
De hecho se me acaba de venir a la cabeza que ya en este negro sobre blanco, escribimos sobre el estudio que realizó un grupo de físicos acerca de la velocidad que debería desarrollar el trineo de Santa Claus, para poder llevar en una sola noche todos los juguetes a los niños, que son muchos. Un problema a resolver desde dos puntos de vistas: el de la Física Clásica y el de la Física Moderna.
Sin duda otra curiosidad navideña que ronda, y peligrosamente cerca, la categoría de los Premios Ig Nobel. O sea que ya saben, precaución. Y eso admitiendo, claro, que los renos puedan volar, algo que bien saben es falso de toda falsedad, o al menos lo es tanto como el hecho de que vivan en el Polo Norte con el risueño gordinflón.
Creo que no se lo he comentado pero los renos no habitan exactamente en el Polo Norte, sino más bien en las tierras que se encuentran más al norte del planeta. Que dicho así puede parecer igual, pero que escuchado no es lo mismo.
El hábitat natural del reno es la tundra, una llanura gélida que rodea por el sur a todo este Polo, y conforman las regiones que están al norte de Norteamérica, es decir Canadá y Alaska, y también al norte de Europa, o sea Rusia y Groenlandia.
Por cierto y antes de continuar, ya que he nombrado uno de los polos geográficos (se ve que hoy va de recordatorios) ¿Qué hay al norte del Polo Norte?  
Hocico brillante
Bien. Vale lo del hocico rosado o, ya de la que va, rojo si quieren. Al fin y al cabo los fenómenos naturales de la microcirculación nasal y el de la evolución animal favorecen su formación, pero, ¿un hocico brillante o luminiscente?
¿Es realista y científica esta hipótesis sobre el noveno reno? ¿Puede existir un reno con el hocico luminiscente? (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.



No hay comentarios :