El pensamiento no es más que un relámpago
en medio de una larga noche. Pero ese relámpago lo es todo.

Henri Poincaré (1854-1912)
, filósofo y científico francés.

miércoles, 12 de julio de 2017

Animales, plantas y drogas (y 3)

(Continuación) Aquí, lo admito, no sé qué decirles. Me falta conocimiento. Y es que no veo claro aquello de ‘la madre naturaleza que nos cuida y protege’. Más bien me parece una milonga.
Otras relaciones entre plantas y animales
Lo que no es una milonga es el hecho de que las plantas establecen otras relaciones con los animales, en este caso no bélicas, a partir de la producción de sustancias químicas. No les estoy hablando exactamente de empatía, entendida como capacidad de identificación mental y afectiva entre seres vivos, pero sí de un particular vínculo.
Por ejemplo sabemos que durante la polinización hay plantas que producen néctar y otras sustancias bioquímicas para atraer a los insectos. O que las orquídeas producen unas flores que son muy similares a las hembras de algunos insectos que engañados por la ilusión óptica, acuden a ellas.
Vamos que se podría decir que las plantas pueden manipular a los animales en su propio beneficio. Al hacerlos dependientes de las sustancias que producen, los utilizan como transporte que facilita su propagación.
Y ya de la que va no faltan partidarios de que, en cierto modo, el ser humano también es manipulado por ellas, que nos utilizan como un medio de propagación más. No olvidemos que casi todas las drogas que usa el hombre (café, tabaco, opio, marihuana, etcétera) derivan de las plantas y que somos en el instante en el que esto escribo, según la estadística de población mundial en tiempo real, lo que la imagen de más arriba ofrece. O sea.
Ya lo sé, un número impresionante desde luego, pero según con lo que se compare.
Lo digo porque hoy día, sobre el planeta Tierra, el noventa y nueve coma seis por ciento (99,6 %) de todo lo que está vivo son plantas, tal como lo leen, y sólo conocemos un diez por ciento (10 %) de las que existen. Un pequeño porcentaje del que sin embargo obtenemos buena parte de nuestros alimentos y medicinas. O sea que.
Y del restante noventa por ciento (90%) ignoto ¿qué sabemos? ¿Cuántos cientos de especies vegetales desconocidas se extinguen a diario? ¿En cuántas de ellas podría estar la capacidad de una cura importante? No lo sabemos. Es más, no lo sabremos nunca, por lo que debemos proteger las plantas aunque sólo sea por nuestra propia supervivencia.
Por nuestra supervivencia ya que si mañana mismo desaparecieran todas las plantas del planeta, en un poco más de un mes toda la vida se habría extinguido por la sencilla razón de que no habría ni comida que ingerir, ni oxígeno (O2) que respirar.
Ambos provienen de ellas. De modo que estamos ante una relación vegetal-animal no simétrica. Los animales somos dependientes de las plantas, pero las plantas no lo son de nosotros. Si nosotros desapareciéramos no pasaría nada, ellas continuarían existiendo. Pero si las que desaparecen son ellas, entonces... O sea que, o sea.
Algunos animales que se drogan
En definitiva y por no alargarme más en generalidades, actualmente se cree que todas las especies de animales se drogan de una manera u otra, por un motivo u otro y de las formas más curiosas que se puedan imaginar.
Naturalmente el tipo de droga, la manera, el motivo y la forma utilizada varían con cada especie animal y con diferentes aspectos tanto de su fisiología como de su ecología natural. Y con esto dicho les paso a contar, modo prontuario, algunos de los animales más conocidos que se drogan, empezando por los más familiares y próximos.



1 comentario :

Anónimo dijo...

Cuales son los animales drogatas?