Un hombre que dedicase toda su vida a ello,
quizás lograra representarse una cuarta dimensión.

Henri Poincaré, filósofo y científico francés (1854-1912)

jueves, 1 de junio de 2017

¿Se desatan solos, todos los nudos de los zapatos? (y 2)

(Continuación) Y algo es algo, por poco que sea. Y por supuesto, más que nada.
Algo más acerca de la investigación
Por si están interesados o sienten curiosidad por el tema, les apunto algunos detalles más del estudio“cordonense”.
(1) Para empezar, no se lo he comentado, antes de esta investigación de2017 ya se habían realizado varios estudios destinados a analizar cómo se desatan los nudos solos. Sin embargo, y a diferencia de éste en el que intervienen fuerzas dinámicas, entonces se hizo de forma estática, es decir aplicando una fuerza sostenida, por ejemplo, colgando un peso de ellos.
De hecho ésta es la primera investigación que demuestra cómo las estructuras anudadas fallan bajo las tensiones combinadas de fuerzas y cargas cambiantes.
(2) Por otro lado en la investigación también se han reproducido los efectos de deshacer un nudo, utilizando un dispositivo en forma de péndulo oscilante atado al extremo libre del cordón. Así observaron que distintos cordones pueden aguantar atados más o menos pisadas, dependiendo del material del que estén construidos.
(3) Buena parte de estas medidas se han realizado gracias a un acelerómetro colocado en los nudos, que miden la aceleración en su base y, por ende, las fuerzas realizadas con los pies.
(4) Para saber más. Por si quieren leer el trabajo completo de Berkeley (está en inglés).
Bien, podrá pensar paciente lector si es que ha llegado hasta aquí. Ya sé que todos los cordones terminan por desatarse, aunque no tengamos muy claro aún la mecánica que lo explica. Pero, ¿esto qué importancia tiene?
¿Para qué sirve toda esta investigación salvo, como mucho, para no tener una mala caída? ¿No se tratará más bien, de un ejemplo de ciencia bizarra? ¿Estamos ante una chorrada más, de esas que son merecedoras de un Premio Darwin o uno Ig Nobel?
¿Estamos ante una chorrada?
Pues bien, he de confesarles que planteado así, y leído a vuela tecla, claro que pudiera ser lo que dice y que no anduviera descaminado. En absoluto.
Sin embargo casi nunca las cosas son lo que parecen, y ésta parece ser una de ellas que, no solo va en la misma dirección sino, también, en el mismo sentido. En opinión de sus autores, de este estudio físico sobre los cordones, pueden surgir aplicaciones prácticas relacionadas con todo tipo de estructuras anudadas que pueden romperse por la acción de fuerzas dinámicas.
Por ejemplo con ciertas microestructuras, de lasque sabemos se deshacen a causa de fuerzas dinámicas, como ocurre en el caso de las suturas quirúrgicas.
Esas intervenciones médicas mediante las que cierran las heridas de piel, órganos internos, tejidos vasculares o cualquier otro tejido después de haber sido dañado o roto. Para entendernos y perdonen la simpleza, la sutura es como la costura que hacemos en los rotos de la ropa.
O en otras estructuras entrelazadas tan fundamentales como el ácido desoxirribonucleico, ADN, principal constituyente del material genético de todos los seres vivos y que se encuentra enrollado de una forma muy compleja dentro de las células.
Trato de decir que es muy probable que no estemos ante una chorrada. Una afirmación que nos plantea una nueva pregunta: ¿Cómo se anudan bien los cordones?
¡Cómo me gusta la ciencia!



No hay comentarios :