La nueva interdependencia electrónica
reconstruye el mundo en la imagen de una aldea global.

Marshall McLuhan, filósofo y profesor canadiense (1911-1980)

domingo, 19 de febrero de 2017

‘El ruido de un trueno’

Es el título de un cuento de ciencia ficción del escritor estadounidense Ray Bradbury, publicado en 1952 y reimpreso media docena de veces más desde entonces.
Su argumento es de lo más interesante pues mezcla dos ideas de lo más atractivas. De un lado los sugerentes viajes a través del tiempo y del otro la caza de animales imposibles. 
La acción transcurre en el futurible año 2055, en el marco de una empresa que ofrece a sus clientes viajes al pasado, para que puedan cazar animales prehistóricos. Animales del tipo del tiranosaurio, para que se hagan una idea.
Salvando el cuestionable, para algunos, aspecto cinegético de la cuestión, la historia de Bradbury es una anticipación a lo que con posterioridad conoceríamos con la expresión efecto mariposa o, como su propio autor Edward Lorenz denominó, la “dependencia sensible en condiciones iniciales”.
Un tópico más de la ciencia ficción del viaje en el tiempo, una consecuencia más de la teoría del caos tercer pilar en el que se sustenta la Física Moderna.
Echando las cuentas resulta que el cuento (ficción) precede al trabajo del meteorólogo (ciencia) en casi diez (10) años, lo que no está nada mal pero tampoco infrecuente. No es éste el único campo de conocimiento científico en el que la una va por delante de la otra.

Y sin más dilación les dejo con el cuento.