Atribuyo mi éxito a esto. Nunca di ni tomé ninguna excusa.

Florence Nightingale
, enfermera estadística (1820-1910)

lunes, 19 de diciembre de 2016

Einstein en España (6): Fecha cena de Campalans [1]

(Continuación) Aquí tienen en primer plano el anverso del menú que sobre su asiento en la mesa, encontraron todos y cada uno de los comensales. Dice así:

“Cena en honor del Doctor Einstein, Pontífice de la ciencia” y va acompañado de la firma autógrafa y el año. Se trata de una sucinta descripción del acto, el homenaje a uno de los más grandes científicos que han existido y al que irónicamente tratan de Pontífice.

O sea de jefe supremo de la Iglesia católica, que es lo que es un pontífice, pero con la salvedad que no se trata de una organización basada en la creencia, sino de un cuerpo de conocimientos ciertos, llamado ciencia y escrito, además, con minúscula.

Ya ven por dónde iban los tiros humorísticos y hasta donde llegaban las ganas de divertirse del grupo catalán. No está mal para empezar pero, naturalmente, lo mejor se encuentra en el reverso, en la descripción del menú.

Que aparece también impreso en carácter gótico, ahora a dos tintas, y en un latín que podríamos calificar de ¿relativista?

Un menú cuya descripción voy a empezar por el final, pues es donde se informa de la localización espacial de la cena y también de la temporal, es decir del día y el año. Empiezo por el final porque es justo donde empiezan los misterios.

Espacio y tiempo local del banquete
Del lugar ya ven que no hay nada que descifrar. La información del dónde queda bien clara y exige pocos conocimientos. Sería en la “Residencia de Campalans, estudioso catalán de Barcelona”.

Sin embargo, en lo que respecta al tiempo local, la del cuándo tendría lugar, la cosa informativa no resulta tan lineal. Y es que si la leemos habla de las “Segundas Calendas de Marzo. Año 44 de la Era Einsteniense”.

Una referencia temporal distribuida en dos partes, una para el día y el mes y otra para el año, que leída así, a bote pronto, su comprensión y entendimiento nos hace pensar que estamos ante un misterio, un enigma.

Uno cuyo desciframiento exige de algún que otro esfuerzo por nuestra parte, aunque sea memorístico.

Pero para que ustedes no se molesten, nacimos con enrocada vocación de servicio, en su ayuda les ofrezco un par de apuntes para cada una de las partes, por si no caen en este momento. Empezamos con el día y el mes.

De las segundas calendas de marzo
Apunte uno. En lo que respecta a las calendas (primer día de cada mes), de ellas ya hemos enrocado algo.

Sabemos que junto a los idus (décimo tercer día de enero, febrero, abril, junio, agosto, septiembre, noviembre y diciembre; y décimo quinto de los restantes meses) y las nonas (quinto día del mes excepto en marzo, mayo, julio y octubre, que era el séptimo), eran momentos clave del calendario romano.

Lo suficiente al menos para tener nombres propios. (Continuará)



No hay comentarios :