Un hombre que dedicase toda su vida a ello,
quizás lograra representarse una cuarta dimensión.

Henri Poincaré, filósofo y científico francés (1854-1912)

domingo, 2 de octubre de 2016

Ornitóptero de Da Vinci (1)

Tercero y último de los inventos davincianos que les traigo a modo de juguete disdascálico, junto al helicóptero y la catapulta, y con las mismas y divertidas características.

Ya desde el campo bachiller el artilugio lo cierto es que da también mucho juego. Empezando por su precioso nombre de magnífica etimología griega, ya que significa con “alas” (pteros) “de pájaro” (ornos, ornitos).

Ornitóptero o las de pájaro, un sistema de locomoción que a pocos extrañará esté impregnada de física, la física del ornitóptero.

La física del ornitóptero
Y es que desde el punto de vista de la ciencia física, en particular desde el de la aerodinámica, un ornitóptero es una aeronave más densa que el aire, capaz de generar sustentación y empuje por sus propios medios.

O sea que se trata de un aerodino en contraposición a un aerostato.

Porque sin duda alguna fue de la atenta observación del vuelo de las aves, y del movimiento batiente de sus alas, como al hombre se le ocurrió la forma de producir el empuje necesario para ello.

Una forma de funcionamiento análogo que cuenta con un aliado. El diseño de máquinas simples que si bien no nos ahorran energía, Principio de Conservación de la Energía, sí nos reducen la fuerza a aplicar.

Pero que se encuentra con un obstáculo insalvable. La desproporción existente entre la fuerza que hay que aplicar y el empuje que se obtiene a cambio.

Sencillamente es demasiado bajo el rendimiento (η) del artilugio mecánico, que desarrolla los trabajos necesarios para la transmisión mecánica del movimiento.

Tan bajo que impide obtener el empuje de sustentación suficiente, como para levantar la masa del propio dispositivo y sus mecanismos.

De ahí que sea inoperante para estos fines, cualquier artilugio que tome como fuente de energía la proporcionada por un tripulante humano. Poca potencia mecánica a desarrollar para tanta masa a desplazar.

Algo que no ocurre en el caso de la mayoría de las aves, en las que la relación entre la masa (m) a mover y la potencia (P) que sus músculos pueden desarrollar, es mucho más favorable que en el del hombre.

Por eso ellas son autónomas para volar y nosotros no. Pero claro eso lo sabemos ahora, con el desarrollo de las ciencias. Antes no se sabía tanto.

Célebres proyectos ornitópteros: Roger Bacon
De ahí que existan en la historia honorables proyectos y descripciones de máquinas de este tipo y de los que, para no cansarles, les traigo tan solo dos.

En orden cronológico el primero que les debo citar es de mediados del siglo XIII (no he podido obtener ningún dibujo del mismo) y pertenece Roger Bacon (1214-1294) filósofo, (proto) científico y teólogo inglés.

El franciscano, conocido como Doctor Mirabilis, “Doctor Admirable”, fue un impulsivo empirista y un pionero defensor del método científico moderno en detrimento de la escolástica, lo que no estaba nada mal, dado los tiempos que corrían. (Continuará)




No hay comentarios :