No me podéis expulsar ¡Yo soy el surrealismo!

Salvador Dalí
, pintor surrealista español (1904-1989)

sábado, 24 de septiembre de 2016

¡Neptuno a la vista! (2)

Suerte les decía, además de saber y valer. Y es cierto, vean si no.

Los tres hombres de Neptuno: Le Verrier
Les digo esto porque en el ínterin de lo anterior, un matemático francés, Urbain Jean Joseph Le Verrier (1811-1877) especializado en mecánica celeste, había llegado en la ciudad de París a los mismos resultados sobre la localización del planeta.

Es el segundo de los hombres de Neptuno.

Lo había hecho utilizando como Adams, sólo las matemáticas y los datos numéricos de las observaciones astronómicas de las que se disponían en esas fechas.

Pero él sí pudo hacer llegar sus cálculos de forma efectiva a Airy, quien al momento se apercibió de su importancia aunque tampoco se dio mucha prisa. Sabido es que las cosas de palacio van despacio.

De ahí que, ni corto ni perezoso, Le Verrier tomó otra decisión que resultó decisiva (ya, ya, lo sé).

Los tres hombres de Neptuno: Galle
Mandó sus deducciones matemáticas a un astrónomo alemán del observatorio de Berlín, Johann Galle (1812-1910), el tercero de los hombres neptunienses en cuestión quien, utilizando un telescopio refractor localizó al planeta de la forma que ya saben.

Por cierto el tal telescopio había sido construido por el astrónomo, óptico y físico alemán Joseph von Fraunhofer (1787-1826), sí el que inventó el espectroscopio y está considerado como uno de los fundadores de la por entonces nueva disciplina científica, la espectrometría.

Volviendo a Le Verrier lo cierto es que, por una mera cuestión temporal, fue a él a quien se adjudicó el descubrimiento teórico del planeta. Al menos al principio.

Con el tiempo, y dado que está demostrado sin el menor margen de duda, que el descubrimiento de Adams se produjo de forma totalmente independiente a la suya, vamos que no hubo plagio, en la actualidad los tres (Galle, Le Verrier y Adams), están considerados descubridores de Neptuno.

Y con ellos las ciudades donde tuvieron lugar los descubrimientos: Cambridge, París y Berlín

Es más. En honor a la verdad, he de ponerles sobre la pista de que existe cierta corriente científica que insiste en ampliar esta terna a cuarteto.

Hacerlo con la inclusión del astrónomo prusiano Heinrich Louis d’Arrest (1822-1875), por aquellas fechas estudiante y ayudante de Le Verrier.

Bueno pues dicho queda. Al César lo que es del César...






No hay comentarios :