Cansa el primitivismo de la televisión.

Claude Lévi-Strauss
, antropólogo francófono belga (1908–2009)

martes, 23 de agosto de 2016

‘Earthrise’ (1)

La que tiene ante sus ojos es la primera fotografía que el hombre realizó del planeta Tierra desde nuestro único satélite, la misma Luna, y una vez restaurada digitalmente por la NASA.

Fue enviada por radio el 23 de agosto de 1966 desde la sonda Lunar Orbiter 1 y su destino no era otro que la estación de seguimiento espacial MDSCC de Robledo de Chavela en Madrid, España.

Y aunque sería conocida como les pongo en el título por Earthrise o ‘Tierra naciente’ o ‘Salida de la Tierra’, muy poco tiempo tuvo que pasar para que los periodistas la elevaran a la categoría de “foto del siglo”.

Un supuesto honor entre científico, tecnológico y artístico que pasados muy pocos años, le fue arrebatado por otra “foto del siglo”, que a su vez lo fue hasta que otra hizo lo propio, que a su vez...

En fin ya saben cómo son los chicos de la prensa, para según que asuntos de comunicación empresarial.

Pero bueno, lo que importa es que se llame como se llame la fotografía y sea o no la del siglo, el día de hoy de hace cincuenta (50) años, es uno de esos días que cuentan.

Les pongo en antecedentes de los hechos.

Lunar Orbiter y MDSCC
El Lunar Orbiter fue el segundo de los programas estadounidenses que se llevaron a cabo para el reconocimiento automático de la superficie de la Luna. En total el proyecto constó de cinco (5) misiones, que se lanzaron a lo largo de un año, entre agosto de 1966 y agosto de 1967.

Su misión era obtener imágenes que se utilizarían para seleccionar y planificar los lugares de alunizaje de las misiones Apolo.

No obstante, en términos cuantitativos, bastaron las dos últimas sondas de la serie Lunar para fotografiar el noventa y nueve por ciento (99 %) de la superficie del satélite, con una resolución de unos dos metros.

En concreto, y al caso que nos hace, la sonda Lunar Orbiter 1 fue lanzada el 10 de agosto de 1966 y le cabe el honor de ser el primer laboratorio fotográfico lunar con capacidad de modificar su órbita.

Al final de su misión y por razones de seguridad espacial, para evitar una posible colisión con la sonda Lunar Orbiter 2, se la estrelló de forma controlada sobre la superficie del satélite a finales de octubre de ese mismo año.

Pero antes de ese violento final llegó a tomar un total de doscientas siete (207) imágenes, todas ellas menos dos (2) de la superficie lunar. Y es que, como ya les adelantaba, su objetivo principal era identificar posibles lugares de alunizaje para una futura misión tripulada.

Como saben, tres (3) veranos después el programa Apolo lo conseguiría.

Un objetivo no buscado
Trato de decirles que aunque Earthrise fue la más famosa, en realidad no estaba previsto en un principio, hacer fotografías en las que apareciese nuestro planeta.

No por nada en especial, sino porque para que ello fuera posible, se hacía necesario un cambio en la posición de las lentes de las cámaras que podría suponer un cierto riesgo para la misión.

De modo que se estimó no realizarlo en este primer intento y dejarlo para los siguientes, que tiempo habría se dijeron. Sin embargo ya ven, el hombre propone y las circunstancias mandan.

El mismo 23 de agosto de 1966 llegaba la famosa fotografía al hoy Madrid Deep Space Communications Complexy (MDSCC) o Complejo de Comunicaciones del Espacio Profundo de Madrid.

Cincuenta (50) años la contemplan. (Continuará)



No hay comentarios :