El tabaco es la planta que convierte los pensamientos en sueños.

Victor Hugo, escritor francés (1802-1885)

miércoles, 22 de junio de 2016

Día del solsticio de verano

(Continuación) Llamado así porque a ese punto de la órbita terrestre se le conoce astronómicamente como afelio (al más cercano se le denomina perihelio), es importante resaltar que se trata de un hecho circunstancial que no guarda relación con el cambio de las estaciones.

Sencillamente coinciden.

Es este mayor alejamiento del Sol la causa de que la Tierra se mueva más lentamente en esta zona de su trayectoria elíptica (lo estudiamos en los tiempos bachilleres como segunda ley de Kepler) y por ende, que la duración de esta estación sea mayor que otras.

Este año 2016, el máximo alejamiento se dará el próximo día 4 de julio, siendo la distancia de algo más de ciento cincuenta y dos millones de kilómetros (152 000 000 km).

Más o menos unos cinco millones (5 000 000) más que a principios de enero, cuando la distancia al Sol alcanza su mínimo anual (perihelio).

De la duración del día veraniego
Entendiendo “duración del día” como el tiempo que transcurre entre la salida y la puesta del Sol en un lugar dado, por lo dicho anteriormente es evidente que será hoy martes 21 de junio el de mayor duración.

Por poner un ejemplo nacional, en Madrid durará 15 horas y 3 minutos. Y ya de la que va, el más corto será el 22 de diciembre que durará 9 horas y 17 minutos.

Un sencillo cálculo aritmético nos dice que hay casi seis horas de diferencia entre el día más corto y el más largo de este año 2016. Una diferencia que naturalmente dependerá, y mucho, de la latitud del lugar.

Y así es nula (0) en el ecuador y máxima (24 h) por encima del círculo polar ártico. De ahí que, por encima del círculo polar boreal, se den algunos días al año y sobre el 21 de junio, el fenómeno conocido como “Sol de medianoche”.

En esas fechas, el Sol es visible por encima del horizonte durante las veinticuatro (24) horas del día. Por la misma razón, en la Antártida ocurre alrededor del 21 de diciembre.

Una duración que por cierto, no depende de la salida y puesta del Sol. Suena raro, lo sé. Por eso paso a explicarlo.

De la salida y puesta del Sol
Dejando a un lado que no es el Sol el que se mueve alrededor de la Tierra, sino al contrario. Lejos por tanto el antañón dilema Heliocentrismo versus Geocentrismo.

Y aceptando aquello que se ha dado en llamar 'Hablando como Ptolomeo, pero pensando como Copérnico', ya saben “hoy saldrá la Luna a las 20 h 28 min” o “el Sol se pone por el oeste”.

Salvando todas estas en apariencia contradicciones, de todo lo dicho anteriormente se deduce que los días próximos al solsticio de verano, los de mayor duración del año, serán aquellos en los que el Sol salga más pronto y se ponga más tarde.

Una deducción que es del todo correcta.

Y como el día del solsticio de verano corresponde al de mayor duración del año, parece correcto pensar que este día será también aquel en el que el Sol salga más pronto y se ponga más tarde.

Lo que fíjese lo que son las cosas, le parecerá también correcta, mas no es así.

No lo es por doble motivo. (Continuará)



No hay comentarios :