Las leyes de la matemática no son meras invenciones o creaciones humanas. Existen independientemente del intelecto humano.

M.C.Escher
, artista neerlandés (1898-1972)

martes, 10 de mayo de 2016

¿La maldición del cantante de AC/DC? (2)

(Continuación) Y aunque al principio la promotora del concierto, Live Nation, estaba dispuesta a reintegrar el importe a todo aquel que lo deseara, sin estipular un plazo concreto para la tramitación de las solicitudes, la cosa parece que ha cambiado.

Si usted es poseedor de una de las entradas, y hace unos días decidió que no quiere acudir, sepa que desde el pasado día 3, ya no es posible la devolución de su importe. Un asunto confuso que FACUA-Consumidores en Acción tiene entre manos, y parece ser está dispuesto a denunciar ante las autoridades.

En su opinión, tras el cambio de actitud de la promotora podría estar “la altísima demanda de devoluciones”. Podría ser.

En fin ya veremos en qué queda todo. Lo de las entradas de taquilla; lo de la entrada del nuevo cantante Axl Roses y, por supuesto, lo de la supuesta “maldición del cantante” del grupo.

“La maldición del cantante”
De la que ni decirles tengo que, en mi opinión, no hay nada de cierto. Y de la que, dicho sea de paso, de serlo, ni habría empezado ahora en la segunda década del siglo XXI, ni sería sólo la maldición del cantante del grupo.

Pero vayamos al comienzo de todo, que las cosas principio quieren.

Como ya les he contado AC/DC es un grupo de hard rock formado en Australia por los hermanos de origen escocés, Malcolm (1953) y Angus (1955) Young.

Un dúo fraternal al que al año siguiente en 1974, se uniría el cantante Bon Scott (1946-1980), una pieza clave en el inicio del éxito del grupo, que se completaría con el bajista Mark Evans(1956) y el batería Phil Rudd (1954).

El resto es historia escrita y oída, y he aquí algunos de sus torcidos renglones.

De chofer a cantante
Quizás no lo sepan pero cuando Bon Scott conoció al grupo de los hermanos Young, éstos le contrataron como chofer de la banda. Y como suele ocurrir con el cariño y el roce, una cosa trajo la otra.

Vamos que al poco tiempo, Bon había cambiado volante por micrófono. Natural.

Se convirtió en el cantante del grupo y aunque según dicen, en el primer concierto que actuó, se bebió dos botellas de whisky de Bourbon y se metió unas rayas de cocaína, lo cierto es que a pesar del exceso, los éxitos empezaron a llegar al grupo.

Bien pensado, a lo mejor fue precisamente por eso. Sí, puede ser. A lo mejor. Bueno, no lo sé, la verdad. Ya les he puesto en antecedentes de la inmensidad de mi ignorancia musical.

Pero el caso es que con Scott, llegaron buenas, muy buenas, canciones.

It's a Long Way to the Top (If You Wanna Rock 'n' Roll), High Voltage y Highway to hell, entre otras. Y se grabaron los discos High voltage (1975), Dirty Deeds Done Dirt Cheap (1976) y el que les abrió las puertas del éxito, Highway to Hell (1979).

O sea que acertaron de pleno quitándolo de delante del volante del coche y poniéndolo al frente del grupo en el escenario.

Sin embargo esta triunfal carrera acabó al poco tiempo, al menos para Bon, que murió. (Continuará)



No hay comentarios :