Más deporte y menos Latín.

José Solís Ruiz
, ministro franquista (1915-1990)

domingo, 20 de marzo de 2016

Primavera de 2016. Inicio astronómico

Es mucho lo enrocado sobre estaciones astronómicas, solsticios y equinoccios, por lo que me limitaré a dar sólo los datos primaverales correspondientes.

Según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional, dependiente del Instituto Geográfico Nacional que pertenece al Ministerio de Fomento, la primavera astronómica de 2016 comenzará hoy domingo 20 de marzo.

Lo hará a las 4 h 30 min hora oficial peninsular, las 3 h 30 min en Canarias. Llegamos por tanto al final del invierno en el Hemisferio Norte y del verano en el Hemisferio Austral.

Como tal estación astronómica, la primavera durará noventa y dos (92) días y dieciocho horas (18 h), finalizando el 21 de junio con el comienzo del verano.

Así que feliz primer día de primavera que, insisto, es astronómica. Pues una cosa es el primer día de la primavera y otra, a veces bien diferente, el primer día primaveral. Con frecuencia la diferencia entre ellas es de más de un (1) mes.

Pero esto ustedes ya lo saben. Como tampoco ignoran lo que les voy a decir a continuación, entre otros motivos porque ya lo hemos explicado. Mas nunca está de más insistir.

Equinoccio vernal
En general el inicio de las estaciones viene dado cuando la Tierra se encuentra en unas determinadas posiciones, en su órbita alrededor del Sol.

En el caso que nos ocupa de la primavera, esta posición es aquella en la que el centro del Sol, visto desde la Tierra, cruza el ecuador celeste en su movimiento aparente hacia el norte.

Y cuando esto ocurre, la duración del día y la noche prácticamente coinciden, por eso, a este fenómeno se le llama equinoccio.

Éste es el equinoccio de primavera, de marzo o vernal.

En los equinoccios, el día tiene una duración muy aproximadamente igual a la de la noche: doce horas (12 h). Entonces, los dos polos de la Tierra están a la misma distancia del Sol y sólo una mitad exacta de la Tierra está iluminada.

En esos días de los equinoccios el Sol nace exactamente por el punto Este y se pone exactamente por el punto Oeste.

Nunca en la misma fecha
El inicio y fin de la primavera nunca ocurre en la misma fecha.

Y estas variaciones obedecen a la necesidad de ajustar la duración del año calendario (los hay bisiestos de un día más), con la de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol, nuestra estrella, o año trópico.

Una fecha de inicio, la del 20, que no es siempre la misma. Por lo que sabemos de cinemática celeste, a lo largo de este siglo XXI podrá suceder hasta en tres diferentes.

La más tempranera, el día 19, que tendrá lugar en las postrimerías del siglo, en el año 2096; ya veremos quién anda por aquí para contarlo. Y la más tardía ya ocurrió, pues fue en 2003.

En las latitudes que corresponden a la península Ibérica, el Sol sale por las mañanas antes que el día anterior y por la tarde se pone después. Como consecuencia, al inicio de la primavera el tiempo en el que el Sol está por encima del horizonte aumenta casi tres minutos (3 min) cada día.

Vamos que los días se alargan. Ma non troppo.



No hay comentarios :