Más deporte y menos Latín.

José Solís Ruiz
, ministro franquista (1915-1990)

jueves, 3 de marzo de 2016

El futuro ya está aquí [Libro Recomendado-077]

‘El nuevo mundo que está llegando y cómo prepararse para los cambios’. A vuela tecla, poco que decir sobre el contenido del ejemplar que tengo recién leído y encima de la mesa, que no esté explicitado ya en su título y subtítulo.

‘El futuro ya está aquí’, así de rotundo reza.

Un asunto delicado éste del futuro que, para más inri y como es el caso que nos trae, “ya está aquí” ¿Significa entonces que es presente y, dentro de un instante, será pasado? ¿Cuál es el que existe de la temporal terna secuencial?

Pero, claro, ¿y si no llega lo porvenir? ¿Dónde quedan unos, otros y estotros?

Es evidente que esto de la predicción es un asunto de lo más difícil y peliagudo. Especialmente y sobre todo, si atañe al futuro. Ya me entienden.

Pues bien, no es ésta la preocupación del autor del libro, el prolífico escritor Jorge Blaschke, que en realidad juega con ventaja a la hora de ponerse a escribirlo.

Con ventaja digo porque apenas se basa en la ciencia-ficción para sus prospecciones futuristas a corto y medio plazo.

No. Él prefiere hacerlo acaparando la mayor cantidad de información posible, sobre las investigaciones que se están llevando a cabo en los laboratorios más prestigiosos del mundo para, después, extrapolar en el tiempo las tendencias observadas.

Nada por tanto de presuposiciones que una tecnología emergente pueda mandar al garete.

Una buena táctica sin duda que, no por ello le imposibilita para manejar otros recursos predictivos como los escenarios hipotéticos, el método Delphi o el Pensamiento Singular.

Y todo lo averiguado Blaschke, no sólo lo aplica a bastantes sectores de la vida y la sociedad, sino que da un paso más allá pues, incluso, nos aconseja cómo debemos enfrentarnos a dichos cambios.

No me negarán que no tiene lo suyo nuestro escritor de hoy.

Así que si acierta, estaremos ante uno de esos instantes decisivos para nosotros como especie animal. Uno de esos que conforman la continuidad del tiempo, al unir el tiempo pasado con el tiempo futuro.

¿Presentismo del autor? ¿qué opinan?

En cuanto al contenido del libro, vaya por delante que promete.

Empieza abordando el mundo del conocimiento. El de la nanotecnología. Y el de la alimentación, ¿somos lo que comemos?

Continúa con la Inteligencia Artificia (IA) y la posibilidad del cerebro biónico. Con los Juegos Olímpicos que no Olimpiadas, por cierto, este 2016 es año bisiesto. Y con las sociedades del futuro, ¿lo tendremos sin limitaciones merced a los exoequeletos?

Hacia dónde va la nueva medicina, también le interesa, ¿está el futuro de la salud en manos de Google? Y por tanto también el papel que tendrán no solo la regeneración, sino si es posible la inmortalidad ¿podremos crear seres a la carta modificando sus genes?

Y cómo no, aborda la energía, ¿existe el grial energético? El transporte del futuro, ¿viajaremos por tierra a la velocidad del avión? Para, por último, elevar la vista al cielo y plantearnos de quiénes son los cuerpos celestes del espacio ¿Construiremos gigantescas naves para expandirnos por el universo?

¡Ah! y prepárese para leer sobre concpetos como el Pensamiento singular, las noocracias, el transhumanismo y algunas de las relaciones que, algunos de ellos, pueden guardar con la mecánica cuántica del siglo pasado.

Mira que si lo de nuestro hombre no es presentismo sino eternalismo, y va a ser cierto aquello de que el mejor profeta del futuro es el pasado.

Lo que resultaría chocante ya que, como dijo alguien, esta es la primera época que ha prestado mucha atención al futuro, lo cual no deja de ser irónico, ya que tal vez no tengamos ninguno.

Bueno, ya lo ha visto. Estamos ante un libro de lectura recomendable.

Como nos dice Radio Futura en Enamorado de la moda juvenil (1980): “Yo vi a la gente joven andar / con tal aire de seguridad / en un momento comprendí / que el futuro ya está aquí”.

Perdónenme, pero no me he podido resistir al nexo musical. Y es que uno tiene ya una edad.




No hay comentarios :