En efecto, las cosas que aparecen nos hacen vislubrar las cosas no patentes.

Anaxágoras
, filósofo griego (500-428 aC)

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Crystal Meth, es nombre de droga

(Continuación) Mientras que la segunda sí existe en la naturaleza, pues proviene de las hojas (única parte que contiene cocaína) de la planta de coca.

Por lo general la metanfetamina se produce en laboratorios ocultos e ilegales, mezclando diferentes tipos de anfetamina o de algunos de sus derivados, con otros productos químicos para aumentar su potencia.

Y aunque desde el punto de vista estructural está relacionada con un alcaloide, la efedrina, y con una hormona, la adrenalina, en su composición entra de todo. Y cuando les digo de todo, es eso, de todo.

Desde las píldoras comunes para el resfriado que se usan a menudo como base para producir la droga. Hasta el ácido utilizado en las baterías o el limpiador de desagües. Pasando por combustible para linternas y líquido anticongelante. Y no les canso.

“Un de todo” que además, como es probable se habrá percatado, son productos químicos peligrosos, pues son potencialmente explosivos.

Una peculiaridad que unida al estado en el que algunos “laborantes químicos” se encuentran mientras la producen, hacen que no sea infrecuente que en estos laboratorios, se produzcan fuegos y explosiones.

Dos accidentes que suponen un evidente riesgo tanto para sus vidas como para las de sus vecinos más cercanos.

Pero por si esto fuera poco, en la producción ilegal de la droga se genera una gran, gran, cantidad de desperdicios tóxicos. Por ejemplo en la fabricación de medio kilogramo (0,5 kg) de metanfetamina se originan dos kilogramos y medio (2,5 kg) de residuos.

Unos materiales de desecho con los que, debido a su alta toxicidad y abundancia, muchos pueden resultar envenenados.

Adenda musical
No. No me gusta que la misma expresión con la que se hace referencia callejera a la metanfetamina, la utilice como nombre un grupo musical, por muy de los años 90 que sea.

Y me gusta menos aún, desde que me llegó hace unos días que el nombre de uno de sus álbumes es Tweekend, donde “Tweek” parece ser que representa el consumo de esta droga en cristal.

Por cierto que Tweekend es el segundo álbum del dúo y fue lanzado en 2001. Incluía el exitoso single Name of the Game, que ha aparecido en muchas películas, programas de televisión y anuncios.

También les contaba que como droga, la metanfetamina, produce psicosis o alucinaciones del mismo tipo que las del LSD. Un acrónimo con el que es conocida una droga muy popular en los años 60 y 70, la dietilamida del ácido lisérgico de fórmula C20H25N3O.

Y relacionada de alguna forma con la música.

Ahora no con el nombre de un conjunto, sino con el de una canción y sus circunstancias. Ya les he escrito sobre ella, por lo que ahora sólo les diré parte de lo que les dije entonces.

Por lo que se cuenta en los mentideros de las discográficas, el título Lucy in the Sky with Diamonds del álbum Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, grabado en 1967 por The Beatles, camufla en realidad un germanismo: el del acrónimo LSD.

De modo que en ambos casos, nombre del grupo estadounidense y título de la canción británica, vendrían a ser como una especie de homenaje humano a las drogas.

Y de serlo se trataría de un espantoso y patético homenaje, por lo que prefiero pensar que no.




No hay comentarios :