La igualdad entre hombres y mujeres serviría para crear una mejor ciencia.

Émilie du Châtelet, matemática y física francesa (1706-1749)

viernes, 6 de noviembre de 2015

‘Bones’, Brennan y Reichs (y 4)

(Continuación) Cómo lo ven.

Ya les dije que me gusta la serie por sus singularidades que, por cierto, no acaban aquí.

Rizando el rizo
O cuando la realidad supera a la ficción. O viceversa, cuando la ficción supera a la realidad, que ya no sé por dónde me ando.

Les digo esto porque cuando la versión literaria se adaptó a la pantalla chica, el resultado fue lo que podríamos llamar una mezcla bizarra, pues los papeles de Kathy y Temperance intercambiaron roles.

Es probable que se percataran del hecho, pero por si no es así ahí va.

Así como la Kathy Reichs real, antropóloga y escritora, se inventa a una ficticia Temperance Brennan también antropóloga y escritora, como personaje de sus novelas. En la serie, ésta, la Brennan televisiva se inventa a una antropóloga y escritora como personaje de sus novelas, y la llama ¡Kathy Reichs!

No me digan que no tiene su aquél la ingeniosa idea.

Personaje y autora intercambian no solo roles, también nombres. Un guiño de lo más ocurrente y espectacular. Creo que esta singularidad hace ya la número (7).

Pero los guiños entre realidad y ficción no acaban aquí. Sin intención de agotar el tema les cito algunos más.

Uno. Por ejemplo, en el capítulo piloto de la serie, en un momento determinado Brennan dice que la antropóloga forense más cercana se encuentra en Montreal.

Es naturalmente una referencia ficticia y televisiva al lugar de trabajo real de Reichs. Que como saben es Québec, a tan solo doscientos cuarenta y nueve kilómetros (249 km)

Dos. Es también llamativo que en varios capítulos, Brennan, revele que su decisión de hacerse antropóloga nace cuando ve la película 'Mummy'.

Tres. Incluso hay un cameo de la Reichs real en la serie.

Ocurre en el capítulo Judas on a Pole, en el que interpreta a la profesora Constance Wright, una antropóloga forense que forma parte del tribunal que evalúa la defensa de la tesis doctoral de Zack Addy, uno de los personajes durante las primeras temporadas de la serie.

Para ir acabando, sólo apuntar que si bien sus casos reales han podido servir de inspiración para los casos literarios, éstos no son la base de los episodios televisivos, que en realidad son, cada uno de ellos, una historia original.

Cada entrega televisiva tiene principio y fin, de modo que no habría suficientes novelas para los argumentos que ya se llevan producidos.

Si bien la autora lee los guiones, aporta detalles técnicos, y a veces hace sugerencias, cada capítulo televisivo no se corresponde con un capítulo del libro.

No me gustaría cerrar estas entradas bonesienses, sin dedicarles unas líneas a la música de cabecera de la serie y al grupo que la compuso The Crystal Method.




1 comentario :

María Gómez dijo...

¿Cómo puedo buscara entradas relacionadas con un tema que me interese?