La igualdad entre hombres y mujeres serviría para crear una mejor ciencia.

Émilie du Châtelet, matemática y física francesa (1706-1749)

miércoles, 22 de julio de 2015

Sin embargo el Sol, también, aclara el cabello

Y aquí es donde entra la ciencia académica, que nos permite partir de un hecho incuestionable.

La melanina siempre oscurece la superficie en la que se encuentre, sea ésta la piel, los ojos o el pelo. Recuerden que es un pigmento negro o pardo oscuro. Sí, pero entonces, ¿por qué aclara el color del cabello?

Pues es fácil de entender si se tienen unos conocimientos bioquímicos mínimos que, no se equivoquen, no son nada del otro mundo. Sólo algo de ciencia bachillera del instituto.

Resulta que el cabello contiene melanina que es la que le da el color pero, a diferencia de la piel, no contiene melanocitos por debajo de su capa más externa, que la produzcan. Una diferencia anatómica significativa, que se traduce en el hecho de que el pelo no fabrica melanina y la piel sí.

Es decir que la única melanina que tiene el pelo está en el córtex, su capa más externa, y se produce en el momento en el que el cabello nace y según va ganando en longitud. Pero nunca después.

Y está en su corteza, expuesta a la acción del Sol o de cualquier otro agente que, naturalmente, puede tener efectos sobre ella.

Por ponerles un ejemplo de estos efectos, los rayos UV producen una ruptura de las cadenas de melanina, que hacen que se transformen, por oxidación en presencia del aire atmosférico, en nuevas sustancias químicas, menos complejas y de menor colorido.

A fin de una mejor comprensión podemos decir que en el pelo, el Sol produce un proceso similar al que le ocurre a las telas expuestas a él. Ya saben, las estropea y decolora, al descomponerse sus tintes.

Me viene a la mente una conversación que de pequeño le oí a mi madre, hablando de lo que el sol estropea y desgasta las cortinas. Ella decía que estaban pasadas.

Factores del aclaramiento del cabello
Pues igual se debilita (oxidación de la queratina) y aclara el cabello al romperse las moléculas de melanina por la acción de los UV. Ni que decirles que, por lógica, el grado de decoloración del cabello depende de varios factores. Les traigo un par.

Uno, la cantidad de melanina. En el caso de individuos de razas como la negra o la china, que contienen mucha melanina, será menor o nula la decoloración que sufra por efecto del sol.

Pero también hay seres humanos y animales que no tienen melanina (ni melanocitos), o muy poca, en todo su organismo. Se les conoce como albinos y como saben, debido a esta carencia, son particularmente sensibles a los efectos de los rayos del sol.

Dos, la intensidad de la radiación. Conforme mayor sea ésta, más moléculas de melanina se romperán, más moléculas nuevas y de menor colorido se formarán y más decolorado quedará el cabello expuesto.

Puede incluso darse el caso de que si la potencia solar es lo suficientemente grande, se podría degradar por completo toda la melanina presente en el cabello y volverse éste blanco.

Por suerte, dada la composición cualitativa y cuantitativa de la atmósfera terrestre, el filtro sólo llega a aclarar su color un poco más de su tono habitual.

Otros factores
El principal agente natural, capaz de aclarar el color de nuestro pelo en verano, ya lo hemos dicho es el sol, pero no es el único. Existen otros, más o menos naturales.

Como el cloro Cl2 (g) que lleva disuelto el agua de las piscinas o el agua salada del mar u oceáno que, al igual que el sol, oxidan la queratina y melanina naturales de nuestro cabello, volviéndolo más seco y dañado.

Y por supuesto están los tintes. ¡Ojo! con ellos pues las sustancias químicas que lo forman, suelen presentar reacciones no deseadas desde el punto de vista cromático, tanto con el cloro y sales del agua como con los fotones ultravioletas del Sol.

Y lo dejo aquí. Que no son pocos los enroques dedicados a este tema.








No hay comentarios :