El miedo a las alturas es ilógico.
El miedo a caer, por otro lado, es prudente y evolucionista.

Dr. Sheldon Cooper, personaje de ficción de la serie The Big Bang Theory.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Kardashian, su culo y la estupidez


Claro que si hablamos de estupidez, y no sé por qué extraña asociación, a quien esto escribe le trae a la memoria la imagen de la portada de una revista, que no es una imagen cualquiera. No. Ni mucho menos.

No lo es porque me estoy refiriendo a la protagonizada por la señora Kim Kardashian mientras llena, supuestamente, una copa de champán que sostiene de forma cierta con, sólo y sobre sus tremendas nalgas o culo.

Casi una “quinta extremidad” para ella, esta zona de su cuerpo, a juzgar por lo útil que le resulta. Así al menos lo veo y se lo digo.

Se lo digo porque la señora, ante la visión de su hábil equilibrio fotográfico y el revuelo casi global que originó en los medios de comunicación y redes sociales, escribió en Twiter algo parecido a: "Y van a decir que no tengo talento... y soy capaz de mantener en equilibrio una copa de champán sólo con mi cola”.

Y es que ella, a esa parte donde la espalda pierde su honesto nombre lo llama así, “cola”, y de ahí mi expresión de quinta extremidad. Por ejemplo se me viene a la mente que muchos monos la utilizan para apoyarse y desplazarse por los árboles, a modo de manos y patas.

Pero a lo que iba.

Ante lo de la Kardashian, tengo para mí que sí, que este mundo nuestro está, no sólo infectado sino infestado de estupidez. Otra cosa es que la causa de la misma sea nuestro amigo el clorovirus ATCV-1.

Para ir acabando
Si no les importa, otro día les hablo de por qué anduvo Einstein algo desacertado con su famosa frase, acerca de la infinitud del universo y lo humano de la estupidez ¿Cuál no lo es? ¿O no lo son ninguno de los dos?

¡Ah! Y les aclaro si son tan pequeños nuestros virus, como aquel “bichito” de la primavera de 1981, del que cierto ministro dijo que, era tan pequeño, que si se caía de la mesa se mataba.

Todo un “momento Logse” en boca de un ministro. Al final todos víctimas.

Y que no se nos olvide esa hipótesis relacionada con la estupidez del italiano Cipolla, con perdón ¿Qué decir de tal Teoría de la estupidez?

Por último, y así como el poeta va de su corazón a sus asuntos, nosotros iremos de la estupidez al culo. Al de la Kardashian claro.

Veremos un par de curiosidades relacionadas con las fotos de dicha señora y semejante parte, de las que no sale muy favorecida, a la vez que relaciono ése su culo, con otro que en principio tenía otra finalidad.

Y ahora sí que “nos tomamos la espuela” -por si no lo saben es una expresión cordobesa con la que se hace referencia a la última copa que se va uno tomar, antes de retirarse-.

La última es un refrán que se me ha venido a la memoria, mientras repasaba esta entrada antes de su publicación, y tiene que ver con la pretendida y pretensiosa frase de la señora Kim.

Esa en la que reafirma su supuesto talento y saber, en la susodicha fotografía con la que nos enseña su grandioso culo.

Creo que la retrata a ella y a la fotografía. Dice así: “¿Enseñar sin saber?, como no sea el culo, no sé”.

Pues eso.




1 comentario :

Anónimo dijo...

Lo del culo de la tia mola