Para confinar nuestra atención a las materias terrestres
sería necesario limitar el espíritu humano.

Stephen Hawking
, físico inglés (1942)

sábado, 16 de marzo de 2013

‘Ahora me he convertido en la muerte, destructora de mundos’


Y de un tiburón conservado en formol y una calavera del siglo XVIII con diamantes incrustados, a un gran cuadro fabricado con alas de mariposas. Así de versátil es Damien Hirst, como artista.

Un buen reflejo de una parte de su vida que también fue, digamos, de amplio espectro. Según él mismo cuenta, en su juventud fue arrestado dos veces por robo en tiendas y tuvo graves problemas con el alcohol y las drogas. Un mal asunto.

Del que pudo salir, gracias al cambio que a su vida vino de la mano de su mujer, la californiana Maia Norman. Ella convirtió al punk delincuente en persona responsable. Es uno de los poderes conocidos y reconocidos de las mujeres.

Del cuadro, su título, ‘I Am Become Death, Shatterer of Worlds’ (Ahora me he convertido en la muerte, destructora de mundos), es posible que le resulte familiar. De hecho ya se ha enrocado.

Es una cita del texto hinduista Bhagavad Gita, que el físico Robert Oppenheimer pronunció al estallar la primera bomba nuclear. Una muestra de arrepentimiento quizás.

Se trata de un lienzo de cinco metros con alas de mariposa que vendió por dos coma cuatro millones de euros (2 400 000 €) y por el que se acusó a Hirst de plagio. (Continuará)

1 comentario:

Anónimo dijo...

esta bien esta catgería de arte y ciencia. debe continuarla