El futuro ya no es lo que solía ser.

Paul Valéry
, escritor francés (1871-1945)

domingo, 8 de noviembre de 2009

¿Por qué sale el Sol por el Este?

La pregunta tiene una respuesta diferente según a qué planeta se refiera. Si es a la Tierra, entonces influye desde donde se cuente. Verán.

Si tomamos como sistema de referencia a nuestro propio planeta, entonces la pregunta no está bien formulada. No es que el Sol salga por el Este. Sino que por convenio se ha establecido, que es el Este el punto cardinal por donde sale nuestro astro. Parece lo mismo, mas no es igual.

Además hemos de tener presente que, junto a este movimiento de traslación alrededor del Sol, la Tierra tiene un movimiento de rotación sobre su propio eje y que realiza en el mismo sentido. De modo que la Tierra gira alrededor del Sol y sobre sí misma en el mismo sentido.

Pero visto desde fuera de la Tierra, a escala cósmica, entonces la pregunta lo que no tiene es sentido. Porque en el Universo no existen ni Norte, ni Sur, ni Este ni Oeste. Como tampoco se puede diferenciar derecha de izquierda, arriba de abajo o delante de detrás. Es lo que tiene el Universo.

¿Sale el Sol por el Este en todos los planetas?
Para el resto de los planetas solares, y en un principio, la respuesta podría ser la misma ya que todos ellos giran alrededor del Sol en el mismo sentido que nosotros. Eso sí, con diferentes periodos de revolución.

Por ejemplo en el último de los planetas, Neptuno, un día dura entre seis y diecisiete horas terrestres (6-17 h). Mientras que en Venus un día equivale a 224 días terrestres. Una cuestión de velocidad. Conforme más cerca esté del Sol un planeta, más rápido ha de girar para mantener su órbita estacionaria.

Sin embargo, no para todos los planetas el Sol sale por su Este. Recordemos que en este convenio también influye el sentido de giro del planeta sobre su propio eje. Y sucede que hay dos planetas que no giran en el mismo sentido que los demás. Son Venus y Urano.

Se piensa que en el caso de Venus el motivo de girar al revés fue una brutal colisión con cualquier otro cuerpo celeste. De modo que en Venus el Sol sale por el Oeste y se pone por el Este.

Para Urano el asunto es más complicado. Sucede que su eje de giro tiene una gran inclinación. Tanta que casi coincide con el plano de su traslación alrededor del Sol, conocido como plano de la eclíptica. De modo que.

¿Gira el Sol también sobre sí mismo?
Si todos los planetas giran sobre su propio eje, la pregunta parece razonable, ¿lo hace también el Sol? Pues sí. La respuesta es afirmativa. El Sol gira sobre sí mismo, aunque no lo hace de forma uniforme, con velocidad constante.

Su región ecuatorial da un giro completo cada veinticinco días (25 d) terrestres, mientras que sus polos necesitan cinco días más. O sea, lo realizan en 30 días.

La explicación de tal diferencia la conocemos. Estriba en la naturaleza gaseosa de nuestra estrella.


2 comentarios:

Robero.F.R. dijo...

¿¿No será que cuanto más lejos del sol esté un planeta más rápido ha de girar y no al revés como pone??

Un saludo.

Roberto Fernández Roldán (Antiguo alumno de física)

Carlos Roque Sánchez dijo...

Hola Roberto. Me alegra saber de tí.

Tienes toda la razón. He mezclado, innecesariamente además, el periodo de revolución alrededor del Sol (traslaccional), con el periodo alrededor de sus ejes (rotacional).

Gracias por tu puntualización.

Hasta cuando quieras.