En efecto, las cosas que aparecen nos hacen vislubrar las cosas no patentes.

Anaxágoras
, filósofo griego (500-428 aC)

lunes, 31 de diciembre de 2007

Libro Recomendado 01: Cien preguntas básicas sobre la Ciencia

Como pueden ver por el título, inaugura esta categoría con todo un clásico.

Se trata de un libro básico de divulgación científica en el que, como su propio nombre indica, podemos encontrar respuestas a preguntas del tipo:

- ¿Cómo empezó la vida?

- ¿Cuál es la diferencia entre bacterias, microbios, gérmenes y virus?

- ¿Qué son los relojes biológicos?

- ¿Qué es un agujero negro?

domingo, 30 de diciembre de 2007

Conferencia Solvay, 2007

No somos más que sistemas moleculares complejos.
J. .M. Lehn, Premio Nobel de Química en 1987

Se trata de la vigésima primera conferencia dedicada a la Química, de las cuarenta y cuatro celebradas en Bruselas desde que, en 1911, se convocara el primer Congreso Solvay.

Sin lugar a dudas, una de las reuniones científicas de mayor nivel que existen de todas las destinadas a abordar cuestiones de palpitante actualidad. Y ésta en concreto, tiene varias peculiaridades que la hacen merecedora de aparecer en esta categoría.

La primera de ellas porque hacía ya 12 años (1995) que no tenía lugar una conferencia dedicada a la Química; las tres últimas celebradas en 1998, 2001 y 2005 estuvieron dedicadas a la Física. Ya tocaba.



¿Cuántas veces es capaz de doblar un papel?

Le planteo un reto. Coja un folio y dóblelo por la mitad cuantas veces pueda.

Desde ya le digo que, lo más probable es que logre hacerlo seis (6) veces, quizás siete (7). Y si emplea un papel fino, con dificultad, hasta ocho (8). Pero no más.

No podrá pasar de ahí. Es más, no importa el tamaño de la hoja que utilice. Pruébelo también con un periódico si quiere. Mas es igual.

Uno de los motivos de esta limitación está en el número de capas que se obtiene con cada doblez, y que se calcula elevando dos al número de dobleces que se realice.

Si consideramos un papel de 0,08 mm de grosor, un simple cálculo nos indica el espesor mínimo que alcanzan las capas superpuestas. Veamos.


Doblado
Nº capas
Espesor / mm
0
2 0 = 1
0,08
1
2 1 = 2
0,16
2
2 2 = 4
0,32
3
2 3 = 8
0,64
6
2 6 = 64
5,12
7
2 7 = 128
10,24
8
2 8 = 256
20,48
Es posible doblar una lámina de medio centímetro (0,5 cm) de grosor (sexta doblez), aunque ya no lo resulta tanto una de 1,024 cm (séptima doblez) y es casi imposible la de 2,048 cm.

Sin embargo, el record mundial está en doce doblados. Siempre hay alguien que es más que nadie.

Si seguimos calculando, sabremos que el cuadragésimo segundo doblado (242) produce 4 398 046 511 104 capas, que nos dan un espesor de 351 843,72 km.

Casi, casi la distancia de aquí a la Luna. Increíble... pero cierto.

Sellos y Ciencia

Cuando puso en circulación el 6 de Mayo de 1840, su novedoso sistema de usar sellos de correos para el franqueo de la correspondencia, poco podía imaginarse el profesor británico Sir Rowland Hill, que la Ciencia aparecería como motivo de los mismos.

Una interesante forma de acercar dos mundos tan, en apariencia, separados. La ciencia a través del sello de correos. Una original afición entre arte y ciencia. Lo que tiene su aquél.

No en vano hasta los superhéroes del cómic han encontrado acomodo en los sellos de correos. Superhéroes y sellos.

En esta primera entrega, el dedicado este año a la Química. Representa la Tabla periódica de elementos químicos de Mendeleiev.

Interés por la Ciencia

No hay nada más terrible que ver la ignorancia en acción.
J. W. Goethe, filósofo alemán (1749-1832)

Creo que poca gente ignora hoy en día, el importante papel que la ciencia juega en nuestras vidas.

En este mundo actual, probablemente, no quede nadie que, de una u otra forma, no se encuentre afectado bien por la ciencia, bien por la tecnología o, bien, por ambas.

Por la ciencia, por ser ésta un cuerpo de conocimientos que genera y organiza un saber cierto. El más cierto de los saberes humanos.

Por la tecnología, porque es aplicación práctica de aquel saber.

Y por ambas, ciencia y tecnología, porque penetran de forma inevitable e ineludible en nuestro quehacer diario.

Y esta opinión que les confío -mitad razonada mitad intuida-, tiene una cierta confirmación empírica en las encuestas que diferentes instituciones, realizan de forma periódica.

Me refiero en concreto a las relacionadas con la actitud de la sociedad frente al conocimiento científico-tecnológico. El último estudio del CES así nos lo revela.

Y digo una cierta confirmación ya que, por un lado, es preocupante que más de las tres cuartas partes de los encuestados consideren que : “... la ciencia y la tecnología hacen que la vida cambie con demasiada rapidez”.

No sé, pero me suena a ese ancestral recelo del hombre hacia lo nuevo y desconocido. Y eso que estamos en el umbral del siglo XXI.

Aunque, por otro, resulta esperanzador que la inmensa mayoría de la población se considere: “... suficiente, incluso excesivamente, informada de política y deporte ...”.

Y que, sin embargo, sean muy pocos los que opinen: “ ... recibir la suficiente información científica”.

Y es que una amplia mayoría muestra su interés en informarse más sobre temas científicos, en especial los relativos a los avances médicos y la salud (80%), el medio ambiente (78%) y los descubrimientos científicos en general (63%).

Lo que hace abrigar esperanzas. No olvidemos que la ciencia es el gran antídoto contra la pócima del entusiasmo y el veneno de la superstición.

La cuestión es cómo hacer accesibles esos conocimientos al gran público, con un mínimo de rigor y un máximo de amenidad. Sin embargo:

- ¿Cuál es el nivel científico-cultural de los españoles?

- ¿Es parejo a su elevado interés?